En nuestro blog ya hemos tocado mucho la temática de las fachadas, y para el último post de Febrero vamos a seguir con ello. En este post vamos a hablar sobre los mejores aislantes para fachadas.

La importancia de aislar la fachada

El uso de sistemas de aislamiento y otras técnicas de ahorro de energía en las envolventes de los edificios y en sus ventanas es fundamental para mejorar la eficiencia energética de los mismos, tanto en obra nueva como en rehabilitación.

Con las actuaciones encaminadas al aislamiento se ahorra energía y emisiones, algo vital para conseguir ciudades más sostenibles. No hay que olvidar que los edificios representan el 40% de la demanda total de energía en la UE.

Un buen aislamiento de la fachada tiene muchas ventajas:

  • evita las infiltraciones de aire y los problemas de humedad
  • neutraliza los puentes térmicos
  • refuerza la estructura de la propia envolvente

De este modo, contribuye a alcanzar el aislamiento exigido por las normativas nacionales.

¿Cuál es el mejor aislamiento para las fachadas?

Que es fachada ventilada

Para saber cómo elegir el mejor aislamiento para fachadas es necesario evaluar las múltiples opciones de sistemas de aislamiento que existen en el mercado, ajustados a los diferentes requerimientos de la construcción.

Además, en el caso de las reformas, a la hora de elegir el material aislante hay que tener en cuenta si se va a hacer por el exterior o por el interior y cuál es el objetivo principal de la obra.

¿Qué debes buscar en un aislante para fachadas?

Los materiales aislantes más comunes van desde el poliestireno -ya sea expandido o extruido- hasta el poliuretano, el corcho, la celulosa y las lanas minerales. El aislamiento térmico exterior más eficaz será el que tenga una buena resistencia al calor y al frío, así como a la humedad.

El comportamiento ante el fuego y la capacidad de aislamiento acústico son también características a valorar. De todas las opciones, los sistemas de poliuretano ofrecen la mejor capacidad aislante, además de ser flexibles, versátiles y rentables.

Sistema de aislamiento de fachadas ventiladas

Sobre la hoja interior de la fachada se ancla una estructura metálica que soporta la capa de aislamiento y la hoja exterior de acabado, dejando una cámara de aire de pocos centímetros que protegerá de las condiciones climáticas adversas. En el exterior se puede colocar desde piedra hasta paneles sándwich, pizarra, madera, fibrocemento, etc.

Poliuretano

espuma de poliuretano

Bloque de espuma de poliuretano solidificado

El poliuretano, por su flexibilidad, se adapta a la estructura y geometría del edificio, sin reducir el espacio útil ni afectar a la vida del interior durante la instalación. Por otra parte, apenas necesita mantenimiento. Proporciona aislamiento térmico y acústico, además de proteger la estructura del edificio.

Sistema de aislamiento exterior ETICS

Consiste en la colocación de paneles aislantes directamente en el exterior de la fachada, mediante adhesivos y fijación mecánica. Permite acabados en función de la estética del edificio. El ETICS es un sistema fácil de instalar y económico.

La instalación de este aislamiento es:

  1. Los perfiles se colocan antes de los paneles aislantes, que se fijarán con adhesivo a dicho perfil.
  2. A continuación se protegen las esquinas con perfiles metálicos y se aplica una capa de mortero base.
  3. Seguidamente se coloca la malla de refuerzo, sobre la que se aplica una segunda capa de mortero para realizar la capa de acabado.

Inyección de aislamiento térmico en la cámara de aire de la fachada

Es la mejor manera de conseguir una completa adaptación a las singularidades de cada tipo de fachada. En este caso, por adaptabilidad, la espuma de poliuretano inyectada (como hemos mencionado antes) proporciona rigidez sin reducir el espacio útil ni en el interior ni en el exterior en cualquier tipo de hueco disponible. Además, su mantenimiento es mínimo, y resulta más asequible que la colocación de una fachada ventilada o sistema SATE.

Cualquier fachada de doble capa puede ser inyectada con poliuretano, independientemente de su material de su construcción (madera, piedra, obra vista…). Además, es una gran opción en casos de rehabilitación de edificios ya que permite aislar sin tener que reformar la fachada entera.

Sin embargo, es obligatorio que la fachada tenga cámara de aire. 

Por su versatilidad, facilidad de aplicación y prestaciones térmicas y acústicas, el poliuretano es el material que ofrece el mejor aislamiento para fachadas.

Si quieres aislar tu fachada contacta con nosotros sin compromiso