Los áticos y buhardillas suelen considerarse demasiado oscuros y pequeños para crear algo útil en ellos y convertirlos en parte de la casa, pero no tiene porqué ser así. Para sacar el máximo partido a ese espacio, tendrás que resolver algunos problemas propios de los áticos: desde techos muy inclinados y distribuciones del espacio incómodas, hasta poca luz y ventanas difíciles de aprovechar. Sin embargo no todo son malas noticias, ya que una buhardilla es un buen lugar para instalar un pequeño dormitorio, ya que es un espacio muy acogedor y que ofrece mucha privacidad: son la habitación de invitados perfecta. Pero ¿cómo decorarla de forma adecuada para conseguir que no sea sólo un almacén sino un rincón de ensueño dentro de la casa? En el post de esta semana vamos a repasar algunos consejos que puedes poner en práctica para decorar una buhardilla o dormitorio/buhardilla.

Quizás te interese: ¿Cómo reparar grietas en fachadas?


Asegúrate de disponer de suficiente luz

Disponer de luz en buhardilla

Disponer de luz en buhardilla

La mayoría de los áticos y buhardillas son más bien pequeños y ofrecen poca luz natural, lo que significa que debes evitar pintarlos con colores oscuros: los colores claros pueden hacer que una habitación parezca más grande y luminosa, que es exactamente lo que necesitas para lograr un ambiente acogedor. 

Nosotros te recomendamos que optes por un solo color para toda la buhardilla para mantenerla lo más abierta posible: cuando el ojo no detecta divisiones, percibe un espacio más grande. Este efecto se acentúa si seleccionas un color de suelo que coincida con el color de las paredes y el techo. Haz que el techo del ático sea de un color más claro que el resto de la habitación: cuanto más oscuro sea el techo, más opresiva parecerá la habitación. Las vigas del techo, si las hay, se pueden pintar de marrón, negro o simplemente teñirlas si son de madera para acentuar su presencia. Pintando las vigas, y si éstas se inclinan hacia arriba en un ángulo muy recto, el ojo también mirará hacia arriba, lo que hará que se perciba un espacio más alto de lo que realmente es.


Evalúa tu buhardilla respecto al resto de la casa

Mide todos los rincones disponibles de tu buhardilla. Esto es especialmente importante en el caso de que tengas una buhardilla con espacio muy limitado. Hay muchas maneras de trabajar con aleros bajos, pequeños rincones y pasillos estrechos, pero primero tendrás que saber qué limitaciones tienes.

Puedes utilizar las medidas para comparar espacios con la planta principal de la vivienda y tener una idea de lo que puede caber:

  • ¿Hay espacio para una cama de matrimonio o sólo para una individual? 
  • ¿Cabrá esa estantería baja debajo de la ventana o tendrás que buscar una solución a medida? 
  • ¿Puedes colocar esas estanterías viejas en ese rincón que queda vacío o necesitas comprar unas nuevas?

Hacer trabajar la imaginación, una vez sabiendo las medidas del espacio que tienes disponible, es perfecto para conseguir un resultado satisfactorio.


Dormitorios en áticos

Los áticos y buhardillas son perfectos para situar un pequeño dormitorio infantil o un cuarto de invitados que ofrezca mucha intimidad. Vamos a ver cómo hacerlo.

Dormitorios en áticos

Dormitorios en áticos

¿Un dormitorio infantil en el ático? Por qué no?

A los niños les encantan los espacios pequeños, así que si no quieres dedicarte a construir castillos con cajas de cartón en el salón de casa para que los peques se entretengan, simplemente convierte esa buhardilla en una habitación infantil o en un cuarto de juegos para los más pequeños. Si pintas las paredes de blanco conseguirás que tu buhardilla parezca más grande. 

Consigue más almacenamiento aprovechando los espacios alrededor de las camas

Si te decides a hacer de tu buhardilla un dormitorio secreto para los invitados, piensa que ese pequeño rincón de la casa se convierte en algo más funcional si se le añaden unas pequeñas estanterías junto a la cama y/o un espacio de almacenamiento a los pies e incluso debajo de la cama. Aprovecha cada rincón para conseguir algo de almacenamiento para ropa o enseres personales típicos de un dormitorio.

¿Techos bajos? Pon la cama en el suelo

Tanto si tienes espacio para un colchón de matrimonio como si tienes un rincón diminuto en el que sólo cabe una cama individual, seguro que hay un lugar ideal para una cómoda cama en el suelo. Las camas en el suelo dan un aspecto bohemio y sofisticado y además permiten que no tengas que preocuparte por el espacio en vertical. Para crear una zona de descanso muy atractiva, puedes situar el colchón en un rincón y cubrirlo con varias almohadas.


Convierte tu buhardilla en una oficina 

Ya que las buhardillas y áticos ofrecen mucha intimidad, son el espacio perfecto donde situar una oficina o escritorio, para tener una zona de trabajo alejada del bullicio del resto de la casa. Si estás pensando en escribir un libro tu vieja buhardilla abandonada puede ser el espacio que necesitas para maximizar tu concentración.

Post relacionado: Tips y consejos sobre cómo decorar una oficina pequeña

Maximiza el espacio y la luz con el blanco 

Aunque normalmente se evite el uso del blanco puro en el techo, las paredes y el suelo, en un ático el color blanco “para todo” es siempre lo más adecuado para “abrir” el espacio. Las habitaciones de las plantas superiores tienen menos tráfico de personas y por tanto se ensucian menos, ya que están situadas más lejos de la entrada de la casa, pero mantener el blanco de una buhardilla o ático limpio no es tarea difícil. Además el color blanco da sensación de calidez, como estar en una nube, algo muy diferente de la imagen que tenemos de las buhardillas: espacios estrechos, oscuros y húmedos. 

Es importante asegurarse de que el instalador de tu impermeabilización sabe lo que está haciendo. La impermeabilización de paredes exteriores es una tarea compleja, ya que cada edificio tendrá sus propias especificaciones.

Pinta el suelo y evita el parquet

Los suelos pintados pueden ser una opción inteligente en una buhardilla porque: 

  • reflejan más luz que la madera
  • la pintura es un gran acabado para los suelos de madera económicos y baratos

Sin embargo, no te recomendamos instalar parquet en una buhardilla. La razón es que el parquet necesita de un entramado donde ser colocado, y si ya de por sí las buhardillas ofrecen poco espacio vertical, instalando parquet perderás como mínimo 5 o 10 centímetros de altura respecto al techo.

¿Cómo aprovechar las paredes bajas? 

aprovechar paredes bajas

¿Cómo aprovechar las paredes bajas?

Las estanterías bajas, los pequeños muebles y cómodas y las mesas de escritorio pueden combinarse de forma adecuada para crear aquella solución de almacenamiento que se ajuste a las necesidades de tu buhardilla. Si quieres algo personalizado evita a toda costa los grandes almacenes como Ikea, donde sólo conseguirás que tu buhardilla tenga el aspecto de cualquier otra casa. Nosotros te recomendamos por ejemplos los muebles de segunda mano antiguos con aspecto envejecido, que normalmente el mismo vendedor puede modificar para que se ajusten al rincón donde tienen que ser instalados. 

Si hace falta, haz muebles a medida

Como decíamos en el párrafo anterior, los muebles de segunda mano modificados a medida de lo que necesitas pueden conseguir que tu buhardilla se vea 100% original y auténtica. Esa pared baja en la que no cabe nada estándar seguramente necesitará muebles a medida, así que no tengas dudas de optar por muebles a medida allí donde haga falta para aprovechar cualquier rincón para almacenaje. Si tienes un presupuesto asignado para la reforma de tu buhardilla no dudes en reservar una parte del mismo para los muebles a medida que necesites. 

Elige armarios empotrados para los rincones más inaccesibles

De nuevo y como decíamos en el anterior párrafo, los armarios estándar probablemente no te sirvan para tu buhardilla, llena de rincones con medidas poco habituales. Escoge muebles empotrados siempre que sea posible para esos espacios: un escritorio, una cajonera o armario, un baúl de almacenamiento, una estantería para libros…

Cómo aprovechar las ventanas

Las ventanas situadas en una pared o techo inclinados son especialmente difíciles de aprovechar, y dependiendo del uso que le des a la buhardilla, hasta casi puede ser mejor no hacer nada especial con ellas más que arreglarlas y pintarlas para que vuelvan a tener buen aspecto y aislamiento. Pero si vas a utilizar la buhardilla como dormitorio seguramente querrás darle un uso adecuado a las ventanas. Las dos opciones que te damos a continuación son básicas en el caso de utilizar la buhardilla como dormitorio:

  1. Instala ventanas abatibles en el caso de que las ventanas estén situadas en el techo
  2. Instala cortinillas para bloquear la luz a la hora de dormir

Utiliza muebles bajos

En las buhardillas el espacio en vertical es siempre una limitación. Por eso deberías evitar los muebles grandes y los sofás enormes y voluminosos. Si por ejemplo quieres instalar una zona de descanso en tu buhardilla, opta por una mesa de centro muy baja y sitúa los cojines en el suelo alrededor de la misma. 

En el caso de situar la cama directamente en el suelo, como hemos visto en el apartado anterior, puedes optar por mesitas de noche bajas, sin patas. 

Elige iluminación colgante

Aprovecha el espacio vertical a la altura del techo de tu ático con una lámpara colgante. Si quieres iluminar una zona en concreto que queda algo alejada de las lámparas principales, elige focos encastados en la pared o lámparas de mesa, ya que ambas opciones no ocupan espacio útil que querrás usar para otras cosas. 

Reduce el tamaño de absolutamente todo

Si quieres aprovechar la buhardilla al máximo, un truco es elegir muebles de pequeño tamaño, que puedes colocar en cualquier sitio y no te dan dolores de cabeza para entrarlos o moverlos. También es una muy buena idea optar por muebles multifunción, por ejemplo, en vez de comprar un sofá normal, mejor compra una sofá cama que puede convertir la buhardilla en un cuarto de invitados sin serlo.