La impermeabilización de fachadas ayuda a proteger los edificios domésticos y edificios comerciales de la amenaza de la entrada de agua, que puede ser uno de los elementos naturales más perjudiciales para la propiedad. No hace falta que llueva mucho para que la lluvia pueda afectar a un edificio en una sola vez. Si la humedad penetra en la estructura de un edificio a lo largo del tiempo, a veces puede no ser perceptible hasta que el moho empieza a aparecer en el interior, cuando a menudo es demasiado tarde.

Quizás te interese: aislamiento de fachadas

La humedad que se deja acumular puede poner en peligro la integridad del edificio y causar costosos trabajos de reparación. La impermeabilización de fachadas proporciona un mecanismo eficaz para prevención de las filtraciones de humedad y refuerza la resistencia a la infiltración de agua.

En el post de esta semana hablamos sobre cómo impermeabilizar fachadas construidas en distintos tipos de materiales.


Fachadas de piedra

Aunque puede parecer que las fachadas de piedra son inmunes a la humedad, esto no es del todo así.

fachada de piedra

Fachada de piedra

Las piedras usadas para la construcción de la fachada sí puede ser que sean 100% impermeables, pero el revoque usado para la construcción de los muros no lo será. Además el agua puede penetrar en el interior de los muros por capilaridad, de forma horizontal o vertical, y al tener una fachada de piedra tantos pequeños recovecos, el agua se puede acumular en muchos rincones.

Por eso es altamente recomendable usar productos impermeabilizantes también para fachadas de piedra.

En este caso tienes dos opciones:

  1. Aplicar un revestimiento hidrófugo que evite que la humedad penetre en el interior de los muros.
  2. Revocar y pintar la fachada de piedra con pintura hidrófuga

El segundo caso es el más extremo y no se recomienda porque así la fachada pierde el encanto de tener la piedra a la vista, pero sería el más adecuado si lo que se busca es protección máxima.

Post relacionado: restaurar fachada de piedra


Fachadas de obra vista

Las fachadas de obra vista están construidas en ladrillo de arcilla macizo, que es muy poroso y por tanto puede absorber mucha humedad.

Dicha humedad, una vez dentro de la estructura puede causar roturas por expansión. Las fachadas de obra vista son muy resistentes pero se deterioran muy rápido en el caso de climas con contrastes de temperatura muy extremos (invierno/verano o noche/día).

La solución en estos casos sería la aplicación de un impermeabilizante, en el mercado encontrarás impermeabilizantes transparentes y que no dejan brillos tras su aplicación.


Fachadas de revoque

Este tipo de fachadas no es para nada recomendable que se dejen con el revoque de cemento a la vista. Es 100% recomendable que sean pintadas con pintura antihumedad para exteriores. En cualquier mayorista de productos de construcción encontrarás varios tipos de pinturas para exteriores que son además hidrófugas o repelentes de la humedad.

Actualmente la línea de pinturas exteriores ecológicas y no contaminantes es amplia en el caso de que te preocupe este aspecto.

Post relacionado: tipos de pinturas para fachadas


Fachadas de madera

fachada de madera

Fachada en madera

Las fachadas de madera son una de las fachadas más amigables con el medio ambiente, ya que la madera es un material renovable y no contaminante. Sin embargo, para que una fachada de madera se mantenga en forma durante el mayor tiempo posible también debe ser impermeabilizada de forma adecuada.

Los dos métodos más comunes para impermeabilizar una fachada son:

  1. Barniz
  2. Pintura

En el caso del barniz la fachada mantendrá el aspecto de madera natural pero quizás necesites un mantenimiento más continuo.

Quizás te interese: restaurar fachada de madera


Consejos a la hora de impermeabilizar una fachada

Sea cuál sea el tipo de fachada o sistema que quieras utilizar, a continuación te damos algunos consejos antes de que te decidas a impermeabilizar una fachada.

Contrata a una empresa profesional

Es importante asegurarse de que el instalador de tu impermeabilización sabe lo que está haciendo. La impermeabilización de paredes exteriores es una tarea compleja, ya que cada edificio tendrá sus propias especificaciones.

Selecciona los materiales adecuados

Para garantizar la impermeabilización a largo plazo, es fundamental asegurarse de que los materiales son de buena calidad y que proporcionen la impermeabilización que necesita en función de tu ubicación y de la orientación del edificio.

Considera el consumo de energía

Con el sistema de impermeabilización de fachadas adecuado los edificios pueden ser más eficientes desde el punto de vista energético. Ten esto en cuenta a la hora de elegir un sistema u otro.

Aísla aún más tu fachada: aislamiento de muros y fachadas con celulosa

Las fachadas con aislamiento térmico o fachadas ventiladas pueden aumentar aún más las propiedades de aislamiento térmico del edificio. Esto también puede contribuir a una reducción de los costes energéticos, un menor mantenimiento y se considera una opción respetuosa con el medio ambiente.

Reducción de la humedad interior

La impermeabilización de las fachadas reduce los efectos de la humedad en los edificios domésticos. La humedad puede provocar grandes daños en las estructuras de madera y puede erosionar el hormigón.

Invierte también en aislar ventanas y puertas

Puertas de calidad y ventanas con cristal doble y rotura de puente térmico son una buena inversión a largo plazo para reducir costes energéticos y mejorar la confortabilidad y humedad de la casa.

No te olvides del sótano

Para garantizar una barrera eficaz contra el agua en toda la propiedad, no te olvides del sótano en el caso de que tu vivienda lo tenga, ya que puede ser famoso por atraer la humedad, el moho y los hongos y podría afectar a la fachada por la parte inferior.

Muros cortina: no deben pasarse por alto

Las estructuras temporales o exteriores, como los edificios modulares con muros cortina de aluminio o cristal, necesitan también de mantenimiento y planificación. Una mala ventilación o mantenimiento pueden dañar estas estructuras y dañar a continuación al edificio principal.

Precio de impermeabilizar una fachada

Los precios para impermeabilizar una fachada pueden variar bastante dependiendo del estado de la fachada y del tipo de material del que se trate.

Actualmente (finales de 2021) el precio para impermeabilizar una fachada se mueve entre los 20€ y los 100€ por metro cuadrado, dependiendo del tipo de fachada, su área bruta y si son necesarios trabajos de rehabilitación previos a la impermeabilización.

Si necesitas un presupuesto para impermeabilizar la fachada de tu edificio contacta con nosotros sin compromiso y veremos qué podemos hacer para ayudarte.