Si eres abogado y estás pensando en rediseñar tu despacho, hay algunos aspectos a nivel de decoración que debes tener en cuenta. Y es que diseñar tu despacho de forma adecuada es importante no sólo para ti y tus compañeros de trabajo, sino también para tus clientes: el aspecto de tu despacho (clásico/moderno, oscuro/iluminado…) tendrá un impacto directo en cómo se sienten los clientes cuando entran en él. Influirá directamente en la primera impresión que se lleven de tu firma o empresa, incluso antes de que nadie diga una palabra. Porque recuerda: no hay segundas oportunidades para primeras impresiones.

Post relacionado: cómo decorar una oficina pequeña

A continuación te presentamos algunas formas de encontrar el equilibrio perfecto en el diseño de tu despacho de abogados.

Piensa en tu cliente objetivo

Tu espacio de trabajo debe ser siempre estéticamente agradable, sobre todo si es un lugar por el que entra y sale mucha gente, y además orientado a la comodidad de tu tipo de cliente objetivo. Si no has previsto la comodidad de tu cliente en el diseño de tu despacho de abogados, ahora es el momento de hacerlo.

Deberás escoger tu mobiliario de acuerdo al tipo de servicios legales que prestes (y por tanto, al tipo de cliente que te visite):

  • Gestión de herencias
  • Abogado matrimonial
  • Servicios de mediación laboral
  • Etc

Pensar en tu cliente objetivo te ayudará a hacer que tu despacho de abogados sea un entorno profesional, a la vez que te aseguras de que tus clientes se sienten bienvenidos y cómodos.


Presta atención a la decoración

plantas para despacho

Las plantas transmiten tranquilidad y calidez

Este es quizás el consejo de diseño más importante que debes tener en cuenta al diseñar tu despacho de abogados. La decoración es lo que más influirá en la forma en que los clientes se sientan al entrar en tu despacho.

En un despacho de abogados, las personas suelen estar con las emociones a flor de piel, incómodas, nerviosas o algo cohibidas, sobre todo si no están muy acostumbradas a hacer trámites legales o a contratar servicios de abogacía. Es fundamental que hagas de tu espacio un lugar en el que se sientan bienvenidos y tranquilos.

Algunas ideas de decoración que pueden hacer que el diseño de tu despacho de abogados sea acogedor:

  • Coloca fotos personales. Las fotos personales haciendo deporte, o con familiares y amigos, harán que los clientes sientan una conexión personal contigo, verán que eres una persona más sin misterios ni trucos y se sentirán más cómodos en tu despacho.
  • Coloca plantas en las diferentes salas. Las plantas son calmantes por naturaleza y pueden hacer que un despacho de abogados se parezca más a un hogar que a un espacio de trabajo. En cierto modo, es importante que los clientes se sientan como en casa durante un momento de estrés y agobio. Las plantas también aportan aire fresco al espacio, haciéndolo menos cargado y más acogedor.
  • No elijas una paleta de colores oscuros. Los despachos de abogados suelen cometer el error de elegir una decoración y una pintura demasiado oscuras pensando que son elegantes. Pero los colores oscuros no harán que los clientes se sientan bienvenidos. De hecho, estos colores oscuros pueden incluso aumentar la ansiedad de tus clientes. En su lugar, elije una decoración y una pintura de color claro.

Post relacionado: las mejores plantas de interior


Transmite confianza y profesionalidad

Aquí tienes ideas de decoración para que tu despacho tenga un aspecto profesional a la vez que inspira confianza:

  • Cuelga tus títulos y certificados. Es una forma fácil de demostrar que estás cualificado sin tener que decir una palabra.
    Incorpora una impresionante estantería. Puedes exponer los libros que has leído y que están relacionados con tu especialidad. Esto no sólo facilitará la consulta de esos libros, sino que también mostrará a los clientes que estás bien informado en tu área de práctica.
  • Cuelga obras de arte o cuadros. Las obras de arte y los cuadros alegran el despacho y lo hacen sofisticado y atractivo. Adapta el tipo de arte que quieres mostrar en tu despacho al tipo de cliente objetivo con el que trabajas más a menudo.
  • Utiliza texturas ricas. El cuero, la madera y las telas tejidas pueden ayudar a transmitir una sensación de seriedad a tus clientes. Sentirán que te tomas el trabajo muy en serio.
obra de arte para despacho de abogados

Utiliza decoración acorde a tu tipo de cliente


Instala la iluminación adecuada

La iluminación adecuada es imprescindible en un despacho de abogados. La iluminación tiene un efecto directo en cómo se siente una persona en un espacio: si la iluminación no es la adecuada, la persona puede sentirse ansiosa, agobiada, confundida y, en algunos casos de iluminación muy poco mal planificada, incluso cansada.

Post relacionado: consejos para iluminar una habitación

Cuando pienses en el diseño de tu despacho de abogados, investiga un poco para ver qué tipo de iluminación beneficiará a tu espacio. Su objetivo debe ser utilizar una iluminación que haga que los clientes se sientan cómodos sin que, al mismo tiempo, les distraiga una iluminación llamativa o demasiado brillante.

El mejor tipo de iluminación, que es a la vez profesional y acogedora, es la luz natural. Por lo tanto, si su bufete tiene ventanas, aprovéchalas colocando un mínimo de cortinas.

Por otro lado, el tipo de iluminación que más se asemeja a la luz natural es la fluorescente. Instala luces fluorescentes de diferentes espectros cromáticos para que se asemejen de forma totalmente veraz a la luz solar.


Crea un espacio abierto

desorden en el despacho

Evita el desorden a toda costa

El desorden es el enemigo cuando se trata de un despacho de abogados. El desorden puede hacer que un despacho de abogados parezca poco profesional y desanimará a los clientes que entren en sus oficinas dispuestos a trabajar contigo. Puede tratarse de demasiados papeles sobre la mesa, o demasiados objetos expuestos en la mesa o en la pared.

Si es difícil mantener el orden eso puede significar que tu despacho es demasiado pequeño. Un despacho demasiado estrecho no hará que los clientes se sientan invitados y bienvenidos.

Una forma de combatir estos problemas es hacer de su despacho de abogados un espacio abierto.

Si tienes la oportunidad de rehacer por completo el diseño de tu despacho de abogados, considera la posibilidad de instalar paredes de cristal o ventanas en el resto de la oficina. El cristal da la ilusión de que hay más espacio, eliminando cualquier sensación de estrechez. Eso significa también que el desorden es más visible, pero en general crear un espacio abierto en el despacho es una buena forma de hacer que los clientes se sientan bienvenidos.

Si no vas a hacer un rediseño completo, puedes simplemente retocar los elementos de diseño de tu despacho para hacerlo más acogedor y tentador. Considera la posibilidad de deshacerte de las cosas que ya no necesitas. Archiva las cosas en espacios de almacenamiento ocultos con etiquetas claras.


Consejo final: crea un despacho en el que te sientas cómodo

Cuando pienses en cómo diseñar el espacio de tu despacho, ten en cuenta los consejos anteriores. Un buen diseño puede mejorar la calidad de tu trabajo y también beneficia a tus clientes.

Sin embargo, es importante encontrar el punto medio entre lo profesional y lo acogedor, así que no fuerces ni intentes transmitir una imagen con la que no te sientas cómodo: atraerás al tipo de cliente con el que no quieres trabajar, no sentirás la oficina o despacho como tuyo y seguramente tu desempeño profesional se resentirá.