Como llevamos haciendo durante los últimos artículos y publicaciones de nuestro blog, nos estamos focalizando especialmente en el mantenimiento y rehabilitación de fachadas, uno de nuestros servicios con mayor éxito en toda España.

En publicaciones anteriores repasamos los problemas principales que suelen sufrir las fachadas, para pasar posteriormente a analizar los agentes que causaban esos problemas, y finalmente analizar los tipos de pinturas que podemos aplicar en una fachada. En este artículo vamos a repasar los cuatro métodos principales que existen a la hora de restaurar y rehabilitar una fachada: el enfoscado, sistema SATE, la restauración mediante mortero monocapa y el sistema de fachada ventilada.

sistemas de rahabilitacion de fachadas

Sistemas de rehabilitación de fachadas


Restauración de fachada mediante enfoscado

Este tipo de rehabilitación es la que se efectúa en las viviendas de bajo coste o que tienen un presupuesto limitado. También es el método que se utiliza para aquellas fachadas medianeras o que no dan a la calle. En general siempre que se utiliza el sistema de rehabilitación de enfoscado con cemento se suele aplicar una capa de otro material encima, como mínimo una capa de pintura. El enfoscado de cemento es uno de los métodos más simples y económicos (incluso el más simple de todos) por lo que, aunque no precisa de la inversión precisan otros métodos de rehabilitación de fachadas, tampoco ofrece ninguna ventaja a nivel acústico y térmico, invierno ni en verano.

Durabilidad a largo plazo del enfoscado de cemento

A medio o largo plazo rehabilitación de fachadas mediante el sistema de enfoscado de cemento puede significar tener que realizar una inversión mucho mayor, por qué la fachada empiece a agrietarse o desprenderse en algunas zonas.

El enfoscado con cemento crea una capa muy rígida encima de la fachada, que tiende a agrietarse con facilidad y no resiste los cambios de temperatura.

Además se suele acumular condensación entre la capa de mortero y la capa interior, acelerando también su deterioro.

Recomendaciones finales

En resumen: el sistema de rehabilitación a través de enfoscado es recomendable para viviendas bajas que no precisen de grandes sistemas de andamios para ser realizado, construcciones con bajo presupuesto y en general edificios que no precisen de buenos sistemas de aislamiento térmico.


Restauración de fachada mediante sistema SATE

Las siglas SATE significan Sistema de Aislamiento Térmico Exterior, y es el sistema de rehabilitación de fachadas qué consiste en colocar en la parte externa de la misma un sistema o cobertura de placas aislantes pegadas a la fachada del edificio. Para colocar las placas aislantes se suelen utilizar adhesivos especiales o también sistemas de anclaje basados en tacos químicos que ofrecen mucha resistencia y durabilidad. Los primeros materiales que se utilizaron en el sistema SATE fueron de base plástica, cómo puede ser el poliuretano, el poliestireno expandido y en general derivados plásticos o polímeros con altas capacidades aislantes. Actualmente con una sociedad cada vez más concienciada a nivel medioambiental es habitual que se utilice también lana de roca o lana mineral. Después de colocar el aislante el revestimiento exterior del edificio se aplica sobre el mismo.

Durabilidad a largo plazo de una fachada SATE

Dado que los sistemas de fijación que se utilizan para colocar las placas de aislamiento térmico suelen ofrecer una durabilidad a largo plazo muy buena, es uno de los mejores sistemas en cuanto a relación calidad/precio. Además ofrecen un aislamiento térmico y un ahorro energético muy considerable, del orden del 40% y 50% de ahorro tanto en verano como en invierno.

Recomendaciones finales

El sistema SATE es perfecto si se quiere invertir en aislamiento térmico de calidad. Además las placas aislantes se pueden recubrir con el material que el cliente desee, combinando colores y diseños diferentes, siendo en general recomendable algún tipo de mortero acrílico que resista los embates meteorológicos a largo plazo.


Restauración de fachada mediante mortero monocapa

mortero monocapa

Mortero monocapa

La rehabilitación mediante mortero monocapa es muy parecido al sistema de enfoscado, ya que se trata simplemente de aplicar una capa de mortero predosificado de forma industrial y con los aditivos necesarios para conseguir las características térmicas y plásticas que se necesitan. A diferencia del enfoscado básico, dado que el mortero viene con aditivos que mejoran sus propiedades, tiene una durabilidad a largo plazo mucho mayor que el sistema mediante enfoscado, ya que resiste mejor los cambios térmicos y permite una transpiración de la fachada para evitar la acumulación de humedades.

Durabilidad largo plazo de una fachada de mortero

Aunque no ofrece grandes ahorros en climatización es uno de los sistemas de rehabilitación de fachadas más interesantes por su durabilidad y por la posibilidad de añadir al mortero pigmentos y colores para conseguir el estilo que el cliente desea.

Recomendaciones finales

El sistema de mortero monocapa para fachadas es recomendable si se precisa rehabilitar una fachada, se requiere que la fachada esté en perfecto estado a medio o largo plazo y no se necesita de un buen aislamiento térmico.


Restauración de fachada mediante fachada ventilada

fachada ventilada

Fachada ventilada

El sistema de fachada ventilada es el más complejo y por tanto el más caro de todos los sistemas de rehabilitación de fachadas. La fachada ventilada es una evolución del sistema SATE, ya que está constituido por dos capas de material más una capa intermedia de material aislante.

De todos los sistemas de rehabilitación de fachadas el sistema de fachada ventilada es el que ofrece mejores rendimientos térmicos, acústicos y también permite realizar diseños y estilos personalizados.

Para la instalación de las tres capas con las que cuenta el sistema de fachada ventilada es preciso incorporar una estructura de aluminio fijada al edificio, que contará con una cámara por la que podrá circular el aire libremente.

Durabilidad a largo plazo del sistema de fachada ventilada

El sistema de fachada ventilada evita las fisuras por la dilatación y contracción térmica Joma por lo que ofrece una durabilidad a largo plazo muy buena. Los edificios que cuentan con fachadas ventiladas ofrecen buen aspecto durante mucho tiempo.

Recomendaciones finales

El sistema de fachada ventilada permite combinar aquellos materiales que queramos de forma libre, pudiendo utilizar los materiales que queramos en cualquiera de las tres capas de la fachada ventilada. Uno de los sistemas más económicos es el que cuenta con cerámica en la parte exterior.