¿Sabías que mejorar la eficiencia energética puede abaratar hasta en un 40 % la factura energética? Pues así lo ha demostrado el último estudio sobre Eficiencia Energética en los Hogares llevado a cabo por la Fundación “Rehabilitación exprés para hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste”.

Según este estudio simplemente con cambiar ciertas costumbres y usos diarios cualquier usuario podría llegar a ahorrar hasta un 27 % de gas y electricidad. Este valor podría incrementarse hasta el 40 % si además se llevan a cabo ciertas mejoras para rehabilitar la vivienda. ¿Te gustaría conocer más datos sobre el tema? En ese caso, sigue leyendo.

Cómo mejorar la eficiencia energética

Según el estudio Eficiencia Energética en los Hogares podríamos llegar a podríamos llegar a ahorrar hasta un 40 % en los consumos de gas y electricidad con simples cambios de hábito y ciertas rehabilitaciones. Entre las medidas de rehabilitación que más nos ayudarían a abaratar las facturas energéticas destacan las siguientes:

  • Mejorar el aislamiento térmico en paredes y en techos. Para ello nada mejor que contar con un buen profesional que te recomiende el mejor sistema de aislamiento para tu vivienda.
  • Asegurarse de que las ventanas están bien instaladas y no entra aire a través de ellas. Muchas viviendas no son rematadas adecuadamente y es habitual que por los cercos de las ventanas entre aire y se escape el calor de las viviendas. Es importante reparar este tipo de desperfectos antes de que comience el frío para poder abaratar costes en las facturas.
  • Colocar burletes en las ventanas, decantarse por la carpintería con rotura de puente térmico o el doble acristalamiento son otras de las soluciones que pueden ayudarnos a tener más caliente nuestro hogar y además ahorrar mucho dinero.

En cuanto a los hábitos que podemos modificar para mejorar la eficiencia energética destacan los siguientes.

  • Recuerda ajustar el termostato entre los 19 º y los 21º a lo largo del día y reducirlo entre los 15º y los 17º durante la noche.
  • Utiliza de manera más eficiente los electrodomésticos. Por ejemplo llenando al máximo tanto la lavadora y el lavavajillas antes de ponerlos en marcha. O usando la primera en ciclos de lavado con agua fría. En cuanto al frigorífico regular la temperatura de la nevera entre 3º y 7º y la del congelador a – 18 º puede suponernos un ahorro en la factura energética de hasta un 7 %.
  • Apaga la televisión y el ordenador cuando no vayas a utilizarlos durante al menos 30 minutos. Además, para conseguir un uso más eficiente de los aparatos eléctricos nada mejor que usar regletas con interruptor.
  • Ajusta la potencia de energía que tengas contratada. Muchas veces pagamos más electricidad de la necesaria porque tenemos una potencia contratada superior a nuestras necesidades. Esto provoca que tengamos unos gastos fijos mensuales que no tendríamos por qué asumir.

Si estás interesado en conocer más consejos sobre cómo ahorrar en las facturas de energía o conseguir una vivienda más cálida no dejes de leer los siguientes artículos al respecto.