Julio Gómez – Pómar, secretario de Estado de Infraestructura, Transporte y Gobierno, presentó el pasado 21 de junio en el Congreso el nuevo Plan Estatal de Vivienda 2018 – 2021 que entrará en vigor a partir del próximo 1 de enero de 2018.

Un plan que aporta ayudas interesantes para el alquiler, la compra y la reforma de viviendas. Estas ayudas prestan especial atención a los jóvenes menores de 35, a los mayores de 65 años y a aquellas familias que deseen emprender reformas en sus hogares. Sobre todo las pensadas para mejorar la eficiencia energética de las viviendas.

¿Cuáles son las principales aportaciones del plan estatal de viviendas 2018 – 2021 para la reforma de los hogares?

El plan estatal de viviendas 2018 – 2021 cubrirá principalmente dos aspectos a la hora de reformar los hogares.

  • Mejorar energéticamente las viviendas. Inicialmente el Gobierno ofrecerá hasta 12.000 € para las viviendas unifamiliares que quieran optimizar la eficiencia energética y hasta 8000 € para los pisos de manera individual.
  • Mejorar la accesibilidad para personas con movilidad reducida. Aunque estas ayudas suelen estar pensadas para comunidades de propietarios y edificios en general, el plan estatal de viviendas 2018 – 2021 contempla su utilización de cara a las viviendas unifamiliares y los pisos individuales. La dotación ofrecida para estas acciones es mayor que la que se ha brindado durante al pasado plan. En este caso, el Estado asumirá hasta el 75 por ciento de la obra (en vez del 50) para adaptar viviendas de cara una mejor accesibilidad para personas mayores de 65 años y con movilidad reducida.

¿Qué viviendas pueden acogerse a las ayudas ofrecidas por el Plan Estatal de Viviendas 2018 – 2021?

Estas ayudas podrán ser solicitadas por aquellos propietarios o comunidades de vecinos cuyos edificios o pisos cumplan los siguientes requisitos:

  • Que se trate de viviendas cuya construcción finalizara antes de 1981.
  • Que el 70 por ciento de la superficie construida se use como vivienda.
  • Que al menos el 70 por ciento de estas viviendas sirvan de domicilio habitual para propietarios o arrendatarios.

Aunque el edificio en el que se encuentre tu piso o incluso tu vivienda unifamiliar no cumplan a rajatabla los requisitos previos, también podrás solicitar estas ayudas si:

  • Existen graves daños estructurales o de otro tipo que sirvan como justificación para solicitar estas ayudas.
  • Que la vivienda que lo solicita tenga íntegramente como destino el alquiler durante al menos diez años desde que se percibe la ayuda.

Recuerda que en todos los casos estas ayudas se han de utilizar para una mejor conservación, una mejor accesibilidad y una mejora en la calidad y sostenibilidad.

¿Quién puede beneficiarse de estas ayudas?

Podrán solicitar las ayudas del Plan Estatal de Viviendas para rehabilitación y reforma las comunidades de propietarios, propietarios únicos de edificios y viviendas y propietarios de pisos y viviendas unifamiliares.

¿Qué reformas pueden cubre el Plan Estatal de Viviendas 2018 – 2021?

Si no sabes exactamente qué tipo de reformas puedes emprender con estas ayudas, desde IDEALIZA queremos ofrecerte algunas ideas. Recuerda que el próximo 1 de enero estas medidas entrarán en vigor y podrás solicitarlas para mejorar tu hogar o la vivienda que alquilas de forma habitual.

Mejorar el aislamiento térmico de tu hogar

Si dispones de ventanas muy antiguas que no aíslan correctamente. Si tus puertas han vivido tiempos mejores. Si no tienes calefacción o incluso si quieres colocar climatización en tu hogar, podrás hacerlo por medio de estas ayudas del Plan Estatal de Viviendas 2018 – 2021.

  • Por ejemplo, cambiar unas ventanas antiguas de aluminio por unas más modernas de PVC y con cristales de doble cámara, te permitirán ahorrar hasta un 50 por ciento cada mes en la factura de la luz. El gasto medio de cambiar las ventanas de una vivienda por otras estándar de PVC suele rondar los 3000 €. Con esta reforma conseguirás mejorar tanto el aislamiento térmico como el acústico en el interior de tu vivienda.
  • Lo mismo sucede con las puertas. Aunque muchas personas no lo sepan, las puertas no solo sirven para diferenciar espacios y dotarlos de privacidad. Las puertas son también excelentes aislantes térmicos y acústicos. Puedes decantarte por cambiar la carpintería interior por puertas de madera maciza que mejoren la eficiencia energética de tu vivienda. El precio de unas siete puertas lisas y una con cristal para el salón o la cocina, ronda aproximadamente los 2000 €.

Conseguir un hogar accesible para personas con movilidad reducida

  • Una de las reformas estrella sin duda es cambiar tu antigua bañera por un plato de ducha. Conseguirás mejorar la adaptabilidad del baño y hacerlo mucho más seguro para las personas mayores. Además, lograrás ganar metros cuadrados en tu cuarto de baño que te permitirán sentirte mucho más cómodo. Además de cambiar la bañera por un plato de ducha con estas ayudas también podrás cambiar el inodoro, pintar los techos, alicatar las paredes del baño o cambiar los suelos. Los suelos antideslizantes son geniales para que los más mayores y los más pequeños de la casa no sufran ningún accidente. El precio de este tipo de reformas suele rondar los 700 € por metro cuadrado. Dejar como nuevo un baño de unos 5 m2 rondaría los 3.500 €.
Reforma tu hogar con el plan estatal de viviendas 2018 – 2021
Rate this post