Si estás pensando en darle un toque totalmente diferente a tu hogar o te acabas de mudar y no quieres invertir gran cantidad de dinero en reformas, algo muy fácil y que puedes hacer tu mismo es darle un toque de pintura o tu nuevo (o viejo) hogar.

No obstante, con cualquier pintura no basta. En este artículo te vamos a contar todo lo que debes saber para escoger la mejor pintura para el interior de tu hogar.


Pintura plástica

Pintura plástica

Pintura plástica

La pintura plástica se conoce comúnmente como pintura látex. Suele ser la pintura más utilizada para las paredes del interior de los inmuebles, y destaca por poderse lavar con agua, por ser una de las más conocidas, y por ser de muy fácil aplicación.

Lo mejor es que este tipo de pintura está disponible en una gran variedad de colores (sin necesidad de hacer las mezclas con tintes y tonos nosotros mismos) y también en distintos acabados, como mate, satinada y brillante. La pintura plástica puede tener dos clasificaciones diferentes:

  • Acrílica: este tipo de pintura tiene un secado muy rápido y ofrece una calidad excepcional. Destaca por su capacidad de adhesión, por lo que es la más ideal para trabajos de zonas exteriores o en partes internas para resistir las posibles humedades.
  • Vinílica: este segundo tipo de pintura plástica es idónea para zonas secas, ya sean paredes o techos. Lo mejor es que con una sola capa ya se aprecia un resultado óptimo a la vista. Suele ser el tipo de pintura más común para crear motivos decorativos.

Quizás te interese:


Pintura de esmalte sintético

Otro tipo de pintura que debes tener en cuenta es la de esmalte sintético, compuesta por resinas totalmente sintéticas al disolvente y con acabados de diferente tipo, como brillantes, satinados o mate.

Se trata de un tipo de pintura que destaca por ser de las más resistentes del mercado y por poder usarse en superficies de metal y madera.

Además, actuará como capa protectora de cualquier pared o superficie, por lo que es ideal para usar en zonas de mayor desgaste y de paso, como la cocina, el baño y las puertas. No obstante, esta pintura necesita más disolventes para poder limpiarla y su olor es más intenso en comparación con otros tipos de pinturas.


Pintura de esmalte acrílico

Pintura de esmalte acrílico

Pintura de esmalte acrílico

A diferencia de la pintura de esmalte sintético, esta está hecha a base de resina de tipo acrílico y pigmentos de varios colores. Su característica principal es que es totalmente inodora y garantiza una aplicación totalmente limpia. Su uso es ideal para aquellas estancias donde hay poca ventilación.

Es una de las opciones preferidas para decorar las paredes de forma artística y es totalmente ecológica.


Barnices

Los barnices también son una buena opción para poder pintar las paredes de cualquier hogar.

Existen barnices de diferentes tipos, que se diferencian por su disolvente, pudiendo ser:

  • agua
  • diluyente
  • aceite
  • aguarrás

Este producto destaca por su impermeabilidad, la resistencia a la abrasión y su durabilidad en el tiempo. Normalmente, la gente los asocia a la protección de madera, pero, sin embargo, se pueden mezclar con tintes y decorar las paredes.


Pintura mineral o al silicato

Pintura mineral o al silicato

Pintura mineral o al silicato

Otro tipo de pintura que podemos encontrar en el mercado es la pintura mineral o al silicato. Tal y como su nombre indica, este tipo de pintura está compuesta de silicato de potasio líquido, diferentes minerales de origen mineral y pigmentos de color totalmente inorgánicos. La característica principal de este tipo de pintura es que es totalmente transpirable e impermeable y que proporciona una adherencia muy elevada.

Todos estos factores convierten a la pintura mineral en una opción perfecta para los problemas de humedades, ya que su capa porosa permite la transpiración de las paredes y evita que aparezcan posibles grietas causadas por la condensación.


Pintura anti fungicida

Las pinturas anti fungicidas son conocidas por ser las más higiénicas. Sus propiedades y formulación evitan la aparición de moho y también son antibacterianas. Lo mejor es usarlas en zonas donde se quiere dar protagonismo a la higiene y hay concentración de humedades, como podrían ser los baños o las cocinas.


Recomendaciones de estilo a la hora de pintar tu piso

A parte de elegir el tipo de pintura que sea más adecuado para las paredes o zona del piso que se quiere pintar, es importante tener en cuenta otras recomendaciones si lo que se quiere es darle un toque más nuevo y moderno a cualquier vivienda:

  • Pintar de blanco: el color blanco es siempre un acierto, ya que no pasa de moda, combina con todo y no cansa tanto como otros colores más atrevidos. Además, este color aporta mucha más luminosidad a las estancias y también sensación de espacio y confort.
  • Pintar una pared de diferente color: una técnica cada vez más común en las casas y pisos es la de pintar una sola pared de una estancia de color diferente. De esta forma aportarás un toque de color a cualquier parte de tu casa y sin tener que invertir apenas dinero. Además, gracias a esta técnica se consigue aportar una sensación de ensanche.
  • Pintar muebles: otra forma para aportar homogeneidad es la de pintar algunos muebles como armarios o estanterías del mismo color que la pared. De esta forma se consigue integrar las piezas más voluminosas de una forma mucho más natural.

 

Contacta ahora con nosotros

Puedes ponerte en contacto con nosotros para pedir más información y asesoramiento o, incluso, dejar que seamos nosotros quienes nos encarguemos de pintar tu piso.

Si quieres un presupuesto personalizado visita nuestra página de contacto o llámanos por teléfono a alguno de los siguientes números:

En tan solo 24 horas, uno de nuestros asesores se pondrá en contacto contigo para hacerte un presupuesto a medida de tus necesidades.

No lo dudes más y contacta ahora, estaremos a tu total disposición para poder ayudarte y ofrecerte los mejores servicios.