Las habitaciones pequeñas pueden parecer claustrofóbicas y no invitar a pasar tiempo en ellas. Muchas veces el tamaño de la habitación es el que es, y poco o muy poco podemos hacer para ampliarla sino es tirando tabiques al suelo y abriendo nuevos espacios en la casa o piso.

Sin embargo tenemos buenas noticias para ti: con un poco de estilo estratégico y organización creativa conseguirás que ese pequeño espacio de tu casa se sienta un poco más acogedor. A continuación te presentamos algunas ideas de decoración para pequeños dormitorios o habitaciones.


Instalar lámparas de pared

lampara en muro

Este truco es un clásico para cualquier habitación o espacio pequeño. En primer lugar, instalar lámparas en la pared hará que no ocupes espacio en el suelo, y a la vez también proyectarán la luz de abajo hacia arriba desde los muros, lo que hará que la habitación parezca más grande de lo que es.


¿Poco espacio? Encógelo todo y busca objetos multifunción

taburete de color rosa

Si no tienes suficiente espacio para añadir mobiliario convencional, prueba a buscar muebles que hagan la misma función y sean más pequeños, o que hagan doble función.

Cambia una mesita de noche por un taburete: un taburete añadirá ese toque de diseño moderno y además te dará un asiento para ponerse los zapatos o guardar una manta, pero no parecerá tan voluminoso ni ocupará tanto espacio visual.

Usar muebles de uso múltiple es muy útil en una habitación pequeña. Si sólo puedes poner una pieza de mobiliario en tu dormitorio, asegúrate de que sea uno que ofrezca beneficios funcionales.


Usa todo el espacio disponible

Uno de los mayores desafíos en un dormitorio pequeño es encontrar lugares para poner todas tus cosas, ya que la cama ocupa la mayor parte de la habitación. Sé ingenioso: el alféizar de una ventana puede proporcionar un espacio de almacenamiento extra para objetos de decoración, iluminación y otros elementos esenciales cuando no hay espacio para una mesa supletoria.


Atrévete con el empapelado

Algunos trucos y consejos para empapelar una pared

Empapelar puede no parecer una buena idea para un espacio pequeño, pero un papel brillante y atrevido puede ayudar a dar amplitud a tu pequeña habitación haciendo que la vista no se fije en el poco espacio sino en los detalles. No necesitas cubrir toda la pared para conseguir el efecto deseado, puedes elegir un rincón para cubrirlo con una impresión divertida

Atrévete a empapelar:


Instala espacios de almacenamiento de forma inteligente

Cuando tienes una habitación o dormitorio diminuto tienes que ser muy exigente y estratégico en cuanto al espacio de almacenamiento, de lo contrario nunca encontrarás lo que buscas a menos que hagas un excel con el inventario de las cosas.

Por ejemplo, puedes aprovechar el espacio debajo de la cama para instalar cajones incorporados o aprovechar el espacio donde iría el cabecero de la cama para instalar una estantería, lo que permite disponer de un espacio de almacenamiento adicional, además de un lugar para exhibir pequeños objetos de decoración.


Usa todo el espacio con textiles

cojines y almohadas

La cama de una habitación de huéspedes puede llegar a ocupar todo el espacio disponible en la habitación, pero si haces la cama a la medida exacta del espacio y lo cubres todo con cojines y edredones a juego, en vez de una habitación pequeña parecerá un rincón acogedor, cálido y esponjoso.

El algodón y las fibras naturales en colores claros funcionarán muy bien para este tipo de estrategias.


Usa un sofá-cama

Añade un sofá cama y ve como tu habitación gana el doble de tamaño. Si no tienes una habitación de invitados designada, este tipo de estrategia puede ser útil en tu pequeño cuarto de almacenamiento o la estancia que usas como oficina. De ese modo conviertes un cuarto pequeño en un espacio multifunción sin ocupar espacio extra.


Usa muebles más grandes, pero menos unidades

Antes te decíamos que es útil utilizar muebles más pequeños y que sean del tipo multifunción, pero la estrategia contraria también puede llegar a funcionar. Puede parecer contradictorio, pero equipar un espacio pequeño con sólo unas pocas piezas de mobiliario de gran escala (en lugar de una mezcla de muebles de tamaños distintos) puede hacer que ese espacio se vea más grande.

Además puedes probar también el siguiente truco: resiste la tentación de empujar todos tus muebles contra las paredes. Si dejas espacio detrás de los muebles, puedes hacer que la habitación parezca más amplia de lo que es.


Usar el espacio en vertical

repisas en pared

Por ejemplo, apostando por una cama incorporada y a ras de suelo, junto con estanterías y sistemas de almacenamiento estrechos pero altos. De este modo la vista de la habitación no se pierde en objetos sino que se transmite la sensación de amplitud. Añadir estanterías flotantes para usar tu espacio vertical puede ser usado para colocar los objetos decorativos de tu interés.


Pon cosas bajo tu cama

Esto es un clásico en las habitaciones para niños, donde se aprovecha el espacio debajo de la cama para guardar los juguetes y la ropa del bebé. ¿Por qué no hacer lo mismo en cualquier habitación? Tan solo se trata de escoger el tipo de mueble y los colores adecuados.


Utiliza armarios empotrados

Los armarios empotrados te dan espacio extra de almacenamiento sin tener un mueble que sobresale en la habitación. Los armarios y muebles hechos a medida aprovechan hasta el más pequeño centímetro de la habitación para no derrochar en eficiencia cuando se trata de decorar una habitación pequeña. Los armarios y muebles empotrados normalmente tienen que ser fabricados a medida y son algo más caros, pero los beneficios valen la pena.


Utiliza espejos

Esta técnica es un clásico dentro de cualquier escuela de decoración y escaparatismo. Se trata de que, si no tienes espacio suficiente, utilizando un espejo creas la ilusión de ese espacio.