Cada vez resulta más normal que grandes familias deban de convivir en espacios pequeños. Una condición que se mantiene durante muchos años debido a los problemas para acceder al mundo laboral. Sin embargo las casas pequeñas no tienen por qué resultar incómodas y pueden ser muy acogedoras para las familias grandes.

En este artículo queremos ofrecerte algunas ideas para familias grandes con casas pequeñas Con ellas conseguirás que el espacio resulte mucho más acogedor y funcional. ¿Te gustaría conocer estas soluciones? En ese caso, sigue leyendo.

Algunas ideas para familias grandes con casas pequeñas

  • Busca sus oportunidades. Muchas veces cuando disponemos de espacios pequeños, lo más importante es ver más allá de los tabiques. Piensa sobre plano y moldea la casa para que tenga mayor sensación de espacio. Puede que tirando algún tabique logres adaptar mejor las zonas. Por ejemplo uniendo el salón con la cocina o integrado el pasillo de la entrada en la composición lograrás una sensación mucho más amplia.
  • No recargues los espacios. Muchas personas parecen tener miedo al lienzo en blanco. Sin embargo en los espacios pequeños es vital. Cuanto menos recargues la decoración más sensación de limpieza y amplitud tendrás.
  • Mejora la iluminación. Tanto la natural como la artificial. No hay nada que haga más pequeño un espacio que las sombras y la mala iluminación.
  • Potencia el uso de colores claros. Usa una paleta de tonos suaves para que la luz se refleje y el color no se coma el espacio. También puedes utilizar diferentes materiales en vez de tabiques para delimitar los usos de cada zona.
  • No tienes que renunciar al color y la textura en la pared. Aunque pueda resultar algo contradictorio, lo cierto es que puedes poner alguna pared con cierto toque de color o texturas gracias al papel pintado. No es bueno sobrecargar el espacio con estos materiales. Pero si los utilizas sabiamente te servirán para delimitar los espacios.
  • Utiliza muebles flotantes siempre que puedas. Visualmente si los muebles “flotan” en las paredes en vez de estar pegados al suelo consiguen transmitir una sensación de espacios más grandes. El truco está en que resultan mucho más ligeros visualmente.
  • Busca muebles en proporción al espacio. No te vuelvas loc@ con piezas gigantes o muy pequeñas que solo empantanan el espacio o hacen que resulte absurdo. Busca piezas que se adecuen al tamaño de cada zona y que resulten útiles y funcionales. No te obceques en meter un sofá de 6 plazas si solo cabe uno de dos. Seguramente te resultará más fácil combinarlo con butacas ligeras o pufs para obtener más zonas de descanso.
  • Utiliza muebles funcionales y convertibles. El mobiliario convertible y que ocupa poco espacio es el mejor amigo de las casas pequeñas. Por ejemplo un mesa de comedor plegable con sillas que se esconden en su interior. Una habitación infantil con camas abatibles que se pueden usar de escritorio…
  • Di adiós a los objetos inservibles y el uso excesivo de las alfombras. Sin duda una de las principales ventajas de grandes familias con casas pequeñas es que en ningún momento pasarás frío. Incluso con la calefacción muy baja. No hay que olvidar que el calor humano aumenta la temperatura de los espacios. De ahí que no te resulte necesario empantanar toda la casa de alfombras. Las alfombras delimitan en exceso el espacio y pueden provocar a nivel visual que las áreas resulten más pequeñas. Puedes usarlas aquí y allá para hacer divisiones de espacios, pero no abuses de este elemento en todas las zonas. Igual sucede con los objetos inservibles que puedes tener a modo decorativo. Olvídate de aquellos que resultan, además de inútiles, un estorbo para la vida diaria. Recuerda, menos es más.

Si te ha gustado este artículo sobre soluciones para familias grandes con casas pequeñas…

Si te ha parecido interesante este artículo estamos seguros de que las siguientes entradas del blog de IDEALIZA te resultarán atractivas.

Soluciones para familias grandes con casas pequeñas
Rate this post