Es posible que si eres un amante de los blogs y revistas de diseño y decoración de interiores hayas oído hablar en alguna ocasión del estilo boho chic. Una fusión de lo bohemio con lo chic que se ha convertido en uan verdadera tendencia.

En IDEALIZA queremos presentarte este estilo para que sepas de qué se compone y cómo crearlo en tu propio hogar o negocio. Si quieres descubrir todos los secretos del boho chic, has llegado al lugar adecuado. ¡Sigue leyendo!

El estilo boho chic

Un estilo que carece de reglas

Sin duda una de las características más interesantes del boho chic es que carece de reglas. Es un poco como el estilo rebelde de la decoración. No sigue un patrón concreto sino que es capaz de mezclar todos los estilos habidos y por haber y dejar su propia impronta.

Si estás pensando en un camino fácil donde te podamos decir qué es lo que tienes que hacer exactamente, este puede que no sea el estilo que más se adapte a tus necesidades. No obstante, y a pesar de toda esa libertad de creación, el estilo boho chic sí sigue ciertos criterios para hacer sus combinaciones. Veámoslos a continuación.

Pasión por los colores

En el boho chic todo es colorido. Se trata de un estilo decorativo cargado de vitalidad y color a raudales. De hecho el colorido es el eje principal del boho chic. La mezcla de colores bohemios y alegres inunda todas y cada una de las estancias que se basan en este singular estilo decorativo.

Otro de los trucos asociados al color es la incidencia de la luz. Tan importante como una paleta loca y vibrante de colores es que la luz potencia esta armonía y creatividad. Los naranjas y los azules, los mostazas y los fucsias, los verdes y los morados. Los toques indiscutibles de amarillo. Todo en uno para crear un auténtico patrón de éxito.

Presencia de diferentes culturas

No hay nada más bohemio en el mundo que viajar y conocer diferentes culturas. Y el estilo boho chic bebe de esta tendencia. De ahí que esté impregnado de cierto aire étnico y muy hippie en sus diseños. La combinación de elementos étnicos de diferentes culturas caracteriza estos diseños. Un buen boho chic es una especie de museo vivo de todas las vivencias y culturas que has ido conociendo a lo largo de los años. Puedes mezclar desde farolillos japoneses, pasando por alfombras marroquíes, hamacas caribeñas o cojines decorativos con cierto toque indio.

Eso sí, a la hora de combinar hay que tener mucho gusto para evitar recargar el diseño o que dé la sensación de que nos encontramos en un museo. El equilibrio entre unas y otras culturas debe de ser perfecto.

Las flores hacen acto de presencia

Otro de los pilares del boho chic son las flores. Presentes tanto en la decoración como de manera natural. Estarán estampadas en los textiles, formarán parte de tu decoración en cuadros sublimes y estarán presentes en preciosas macetas. Estas flores pueden ser tanto naturales como artificiales.

Sin duda la decoración con un punto floral ayuda a crear un estilo libre y completamente alejado de la norma.

Si este estilo te ha enamorado estamos seguros de que habrá otros muy luminosos que te encantarán. Te recomendamos que leas los siguientes artículos de nuestro blog:

Cómo dar vida al estilo boho chic
Rate this post