El salón es sin duda el corazón de los hogares. En este espacio compartimos el día a día con nuestros familiares y amigos. Aquí pasamos largas horas jugando a juegos de mesa, descansando frente a la televisión, leyendo libros, comiendo, escuchando música o charlando con los nuestros. De ahí que sea tan importante que este espacio resulte acogedor y hogareño.

Desde IDEALIZA queremos ofrecerte algunas ideas para lograr un salón hogareño. A partir de ahora todos querréis pasar más horas en este espacio. ¿Quieres saber cómo lograrlo? En ese caso, sigue leyendo este artículo.

Cómo conseguir un salón hogareño

Potenciar el paso de la luz natural

La luz natural es el complemento perfecto para hacer que una estancia resulte mucho más hogareña. Gracias a ella las habitaciones parecen más acogedoras y grandes. Siempre y cuando se pueda lo más aconsejable es instalar ventanas muy grandes. Si desde tu salón se puede acceder a un jardín privado nada mejor que añadir puertas correderas de cristal para que la luz entre a raudales. Juega con telas muy sutiles para cubrir las ventanas del salón. De esta manera dotarás de intimidad a la estancia pero seguirás disfrutando al máximo de la luz natural.

Usa colores claros para decorar las paredes del salón

Aunque muchas personas creen que el blanco en las paredes puede dar una sensación algo fría al salón, lo cierto es que no hay nada más lejos de la realidad. Los colores claros, y sobre todo el blanco, nos ayudan a reflejar la luz natural y lograr que destaquen las zonas más acogedoras del salón. Con este toque de color neutro conseguirás que los colores cálidos de los muebles, de los textiles y de los suelos, destaquen por encima del resto.

Apostar por los suelos de madera

Sin duda la madera es uno de los materiales que más calidez aportan en una estancia. Cualquier salón con suelos de madera dispondrá de un aspecto hogareño con facilidad. Sabemos que los suelos de madera son algo caros, pero existen en el mercado multitud de soluciones que imitan a este material. Desde los laminados, pasando por los vinílicos e incluso los suelos porcelánicos de imitación madera. Si no has visto nunca estos últimos te enamorarás de ellos sin dudarlo. Su resistencia y durabilidad es superior a las anteriores opciones. Sin embargo, si vives en una zona muy fría los suelos porcelánicos son la opción que menos calor te aportará.

Añade un toque rústico y hogareño con una pared de ladrillo

Si tu salón tiene un tamaño generoso nada mejor para aportar sensación de hogar que añadir una pared de ladrillo. Este tipo de paredes pega absolutamente con todos los estilos decorativos. Además nos ayuda a dotar de profundidad cualquier espacio y a llenarlo de carácter. Si tu casa tiene cierta antigüedad es probable que tras las paredes se esconda una preciosa pared de ladrillo. Si no es tu caso no hay ningún problema. Siempre puedes construir una pared de ladrillo que ofrezca ese toque entre hogareño y rústico a tu salón.

Añade una chimenea al conjunto

No hay nada más hogareño que reunirse alrededor del calor del fuego. Si en tu salón no se puede añadir una chimenea de obra opta por soluciones más sencillas que no necesitan tanto trabajo ni el diseño de un arquitecto. Por ejemplo las estufas de pellet. Puedes decantarte por casi cualquier diseño pues este tipo de estufas cuentan con un amplio catálogo en el que elegir.

Si estás interesado por sacar el máximo partido a tu salón te recomendamos que eches un vistazo a los siguientes artículos de IDEALIZA. ¡Estamos seguros de que se servirán de inspiración!