Hace pocos días que hemos dado la bienvenida al verano. El calor ya lleva un par de meses golpeando nuestras casas y cada vez nos apetece más estar al aire libre y bajo techado. Las noches y los atardeceres se han empezado a convertir en el momento ideal para disfrutar de la terraza después de un refrescante baño en la piscina, o en el mar, para los más afortunados.

Seguro que ya tienes tu terraza a punto y que ya llevas una temporadita utilizándola. Sin embargo es probable que cuando por fin sales a disfrutar de ella haya algo que no encaja. No sabes qué ha pasado pero tu terraza no queda tan increíble como esas que podemos contemplar en las revistas de decoración. Esto sucede porque en ocasiones comentemos ciertos errores de diseño. Desde IDEALIZA queremos ofrecerte un listado con los errores más comunes que todos cometemos a la hora de decorar la terraza. Con este listado estamos seguros de que podrás conseguir un resultado verdaderamente profesional que te haga enamorarte de ella. Ha llegado el momento de que tu terraza luzca tan bonita como la que realizaría un diseñador de interior. ¡Comencemos!

Errores más comunes que todos cometemos a la hora de decorar la terraza

Error nº 1. Olvidar por completo la distribución del espacio

Las terrazas pueden ser de muy diversos tamaños. Tenemos desde terrazas verdaderamente amplias que casi parecen jardines, a terracitas mucho más pequeñas. En cualquiera de los casos, antes de comenzar a decorar, es necesario tener en cuenta la distribución del espacio. No sirve de nada comenzar a comprar mobiliario y complementos si no sabemos cómo vamos a organizar todo.

Antes de comenzar con la decoración de tu terraza deberás de plantear el uso del espacio y no olvidar el tamaño con el que juegas. Piensa si quieres una zona de lectura, otra para comer o una simplemente para poner plantas. ¡Ojo! No intentes crear un montón de espacios diferentes si dispones de una terraza pequeña. El resultado será un batiburrillo y una pérdida completa del espacio útil.

Error nº 2. Olvidar las zonas de paso

De nada sirve amueblar una terraza hasta los topes para desayunar en ella todos los fines de semana si no podemos movernos con ligereza. Si creas espacios estrechos por utilizar muebles de gran tamaño conseguirás una terraza poco práctica que solo te resultará un auténtico fracaso.

A la hora de pensar en la distribución del espacio no olvides que has de reservar sitio para las zonas de paso. Estas son tan importantes como el resto. Puede que incluso más.

Error nº 3. No dar un toque personal a los espacios

Muchas personas olvidan el toque personal a la hora de decorar sus terrazas. Terminan por darle prioridad al aspecto práctico y dejan el espacio completamente desangelado y sin alma. Es necesario decorar con cierto mimo las terrazas para que no parezcan frías e inacabadas. Los pequeños detalles te ayudarán a aportar buen gusto y calidez a la estancia. Por ejemplo un bonito candelabro, unos cojines de colores para las sillas y la tumbona o un mantel divertido para la mesa.