El pasado 20 de noviembre el empresario y diseñador sir Terence Conran presentaba ante todo el mundo la apertura de la nueva ampliación del antiguo Instituto de la Commonwealth. Hoy convertido en el museo de la arquitectura y el diseño más grande de todo el mundo. Y con estas palabras lo presentaba ante la prensa su orgulloso propietario: “Este es un museo de primera categoría en el mundo para celebrar el diseño y la arquitectura. Quizá China o Singapur hagan en el futuro alguno de más grande, pero no será mejor”

El recién renovado Instituto de la Commonwealth, el nuevo Museo del Diseño, se caracteriza por contener más de 3000 objetos. La adaptación del antiguo Instituto al actual museo de la arquitectura y el diseño ha costado a su propietario nada más y nada menos que 95 millones de euros. Una acción necesaria sobre todo si tenemos en cuenta que el viejo Instituto de la Commonwealth se quedó pequeño tras muy pocos años. Para Conran la renovación del museo ha supuesto un hito en su increíble carrera. El empresario, dueño de las tiendas Habitat y con 85 años no sabe qué le depara el futuro pero está seguro de que esta ampliación es la materialización de uno de sus sueños más ambiciosos.

Este museo, según el propio empresario, es una auténtica catedral de la arquitectura y el diseño hasta nuestros días. Este museo dispondrá de una colección permanente de más de 3000 objetos por cuyo recorrido podremos vivir los grandes hitos de la arquitectura y el diseño. Entre esos 3000 objetos, sir Terence Conran expone un total de 1000 piezas de su propio patrimonio bajo el título de Designer make user. En esta colección se puede bucear en el punto de vista del diseñador, del consumidor y del productor de cada objeto. Entre los más peculiares elementos destaca un vagón de tren, un rifle AK47 o gran cantidad de objetos urbanos, domésticos y arquitectónicos.

Además de esta exposición permanente, el nuevo museo de arquitectura y diseño ha abierto sus puertas con dos exposiciones temporales: Miedo y amor; reacciones a un mundo complejo / Fear and love reactions to a complex world. En esta exposición se puede disfrutar de un total de 11 instalaciones de diseñadores. Destaca la pieza diseñada por el estudio de arquitectura OMA, The pan-european living room, el curioso Minus, un robot cotilla diseñado por Madeline Gannon.

El encargado de convertir el antiguo Instituto de la Commonwealth en el actual museo del diseño ha sido el estudio de arquitectura y diseño Koolhaas y John Pawson, amigo del magnate. Tanto el estudio como Pawson han tenido que luchar para poder restaurar un edificio declarado Patrimonio Cultural y cuyas alteraciones estaban muy restringida. El resultado ha sido sin duda impresionante y se ha conseguido a la perfección armonizar la arquitectura típica de los años sesenta del edificio con un aire mucho más contemporáneo.

La mayor transformación se ha vivido en su interior donde se ha pasado de unas gigantescas escaleras con fondo de hormigón y en espiral a un cuadrado de madera en tres plantas de gran luminosidad. Todas ellas se unen en una especie de patio interior de gran belleza y lleno de luz.

Si estás por Londres y quieres conocer este nuevo museo, podrás hacerlo a partir del próximo 24 de noviembre. Momento en el que abrirá sus puertas de manera completamente gratuita. No olvides su dirección para poder deleitarte con todas las maravillas habidas y por haber en el mundo de la arquitectura y el diseño: Kensington High Street 224.