Seguro que has llegado en más de una ocasión a tu casa, cansadísimo del trabajo y lo primero que has pensado es en darte un largo y relajante baño de burbujas y en tumbarte durante un largo rato en la cama para leer un libro sin ningún tipo de estrés. Pero…, una vez entras en tu dormitorio, te das cuenta de que nada fluye. Llevas años viendo que no has logrado que sea el remanso de paz y relax que estabas buscando y no sabes qué hacer para darle un aire nuevo sin gastarte cantidades ingentes de dinero o sin tener cambiarlo todo. Pues bien, estamos de enhorabuena. Desde reformasintegrales.com queremos ayudarte con unos sencillos consejos para que seas capaz de reformar tu dormitorio sin necesidad de realizar ningún tipo de obra. Veamos cómo hacerlo. ¡Comencemos!

Cambia el aspecto de tu dormitorio con unos atractivos suelos de vinilo

El suelo es una de las partes más importantes de nuestro dormitorio. Un color mal elegido, una textura poco agradable o un acabado semi profesional pueden ser los causantes de que el diseño de tu cuarto no funcione, y seamos sinceros, a la mayor parte de las personas, propietarios o inquilinos, no se nos da la oportunidad de decidir cómo queremos que sean nuestros suelos. Por suerte a día de hoy existen atractivas soluciones vinílicas que se colocan directamente sobre tu suelo anterior y cambian por completo la estética de tu dormitorio. Se trata de una solución sencilla y muy fácil de mantener. Echa un vistazo a lugares como Leroy Merlín o Bricomart para ver la cantidad de soluciones y estilos sobre los que puedes escoger.

Si quieres un aspecto vaporoso y muy romántico te aconsejamos que apliques blanco tanto en las paredes como en el suelo vinílico que elijas. El resultado es verdaderamente espectacular y te permite dar los toques de color adecuado con la ropa de cama y los complementos.

Improvisa con el cabecero

El centro de atención de nuestros dormitorios suele ser nuestra cama y, ¿qué es lo que encuentras en ella? Un cabecero. Los cabeceros son capaces de generar una estructura de diseño definida en nuestros dormitorios y de lograr llamar la atención de absolutamente todo el mundo. Puedes decantarte por comprar un cabecero en cualquier tienda de diseño o personalizar uno a tu gusto. Una idea innovadora y muy divertida es crear un cabecero con cojines. Raro, ¿verdad? Pues bien, si colocas cojines de aproximadamente 50×50 o 45×45 en líneas desde el techo hasta la cama, conseguirás un diseño realmente espectacular y que te costará muy poco dinero. Puedes utilizar telas de colores, estampadas o combinarlas como más te gusten. Te aportará gran comodidad e iluminará tu espacio. Otra alternativa es comprar una buena tabla de madera, forrarla con espuma y tapizarla al gusto con la tela que más nos guste. Busca ideas por todas partes. Nunca se sabe de dónde puede llegar la inspiración.

@espaciohogar.com

@espaciohogar.com

Estructuras modulares a dos alturas

No hay nada más sencillo para cambiar el aspecto de tu dormitorio y aprovechar al máximo los metros cuadrados, que utilizar unas sencillas estructuras modulares. ¿Te imaginas ganar el doble de espacio y tener la oportunidad de situar una zona de esparcimiento o estudio en la parte de abajo y la cama en la parte superior? Se trata de soluciones muy sencillas y de poco coste, ideales para habitaciones juveniles o espacios con pocos metros cuadrados. Puedes anclarlas directamente a la pared para asegurar la sujeción. Puedes encontrar modelos muy interesantes en grandes superficies tipo IKEA. ¡Prepárate para ver cómo los metros cuadrados de tu hogar se multiplican!

@ikea

@ikea