Convertir la pasión por las flores en un estilo de vida suele ser el objetivo de quienes abren una floristería. Hay pocas profesiones que permitan combinar belleza y creatividad, como trabajar rodeado de plantas y vegetación.

Sin embargo, dirigir una floristería no se trata solamente de trabajar con los elementos que nos gustan; el objetivo final es conseguir la máxima rentabilidad. Por esta razón, en Idealiza, queremos darte algunos consejos para decorar tu floristería, para que sea bonita y moderna, con poco dinero.

6 Ideas para decorar una floristería

1. Decora el escaparate de la floristería. Recuerda que debe tener un impacto en el mayor número de personas posible, puesto que el primer paso de una venta es que el cliente se detenga frente al escaparate. A continuación te detallamos qué tener en cuenta  a la hora de decorar el escaparate de una floristería:

– Crea arreglos florales originales combinando colores, texturas y formas.

– Cambia la decoración para ocasiones especiales: crea una decoración floral romántica para el 14 de febrero, conmovedora para el Día de la Madre, alegre y divertida para las primeras comuniones, etc.

– Adapta el escaparate a las diferentes estaciones del año: su decoración debe estar siempre en sintonía con la estación. Es muy importante seleccionar los productos adecuados para representar el invierno, la primavera, el verano y el otoño. Esta es una forma segura de captar la atención de los clientes.

2. Instala estanterías a lo largo de las paredes y en el centro de la sala, pero no impidas el tránsito de las personas. Dispón de todo el espacio de exposición a la altura de los ojos que puedas, sin que la sala parezca desordenada. Agrupa los artículos por temáticas, como los envases navideños o los regalos para bebés, para facilitar la compra. Si no te puedes permitir unas estanterías caras y elegantes, recúbrelas con telas acordes con la estación del año, como el rojo y el verde para la Navidad o los tonos pastel para la primavera.

3. Añade una mesa y asientos en la zona del vestíbulo. Una mesa a la altura del mostrador con taburetes te permitirá enseñar rápidamente el género a los clientes de paso, y a la vez ofrecer asientos para las consultas más largas, de bodas y funerales. Una mesa alta también conferirá un aspecto más amplio a la habitación, lo que resultará especialmente útil en las salas de exposición más pequeñas. Si el espacio lo permite, añade un sofá de dos plazas o algunas sillas acolchadas para los acompañantes de los clientes.

4. Coloca una mesa a la altura del mostrador para que los clientes puedan firmar los recibos de las tarjetas de crédito sin tener que agacharse. Coloca la caja registradora o el ordenador encima del mostrador o cuelga un cartel de "caja" para que los clientes puedan identificar fácilmente dónde pagar y recoger los arreglos florales. Esta zona debe estar alejada del camino de otros clientes que puedan estar curioseando en el mostrador.

5. Cambia la decoración con regularidad. El interior de una floristería debe reflejar las fiestas y las estaciones del año. Decora profusamente en Navidad, ya que algunos clientes pueden querer comprar árboles ya decorados o coronas expuestas. Utiliza decoraciones de Pascua cerca de la festividad, pero limítate a los tonos pastel en el periodo posterior para promocionar los arreglos florales de primavera…

Consejos extra para la decoración de tu floristería

Hemos aquí algunos consejos finales para la decoración de tu floristería:

– Todo debe estar ordenado: como en cualquier negocio, mantener el orden en el espacio de trabajo es esencial para dar una buena imagen. Sabemos que trabajar con flores y plantas lo hace todo un poco más complicado, pero… ¡Hay que intentarlo!

– Expone tus arreglos florales: puedes colocarlos en los estantes detrás del mostrador con hermosos arreglos florales. No solo decorarán la habitación, sino que también serán una gran publicidad y promoverán las ventas. Pruébalo y verás.

– Crea un espacio de trabajo expuesto: a mucha gente le gusta ver cómo se trabajan los productos y las flores, por lo que recomendamos utilizar un espacio como "taller" para crear arreglos que también sirva de galería para tus creaciones. Utiliza una mesa bonita y de aspecto natural y unas sillas de madera o de acero, pero sobre todo cómodas.

¡Ya estás listo/a para montar tu propia floristería!