Amueblar una panadería no es tarea fácil. Hay muchas variables en juego: el mostrador es claramente la pieza central del local, la que debe atraer y sorprender al cliente. Pero también hay que pensar en otros detalles que no se pueden pasar por alto. El mobiliario de las panaderías debe recrear un ambiente agradable y familiar para que quienes entren se conviertan en clientes asiduos. Si quieres conocer todos los detalles no te pierdas nuestros trucos para amueblar una panadería con éxito.

Elige un estilo preciso y moderno

Una de las reglas fundamentales para quienes buscan el mobiliario para una panadería es tener una idea precisa del estilo y, por tanto, del carácter que se quiere dar al local. A lo largo del tiempo, ha habido tendencias muy diferentes: algunas han persistido a lo largo de los años, mientras que otras ya no son actuales. Entre los estilos de decoración más contemporáneos y en boga tenemos:

  • Decoración para bar industry: quizás lo más actual al día de hoy. Se caracteriza por los espacios abiertos, los colores oscuros, el uso de hierro micáceo o crudo y los suelos de resina.
  • Decoración para bar moderno: desde hace años entre los mejores. El estilo moderno se caracteriza por la fluidez de las líneas y la ausencia de adornos, el empleo de luces LED para crear efectos cromáticos y luminosos que dan movimiento al conjunto.
  • Decoración para bar minimalista: para los amantes de la sencillez, consta de líneas limpias y esenciales.
  • Muebles de bar vintage: para los nostálgicos y para los que aman con locura los años pasados. En el estilo vintage reinan los muebles de diseño con encanto retro, papel pintado y zonas enmoquetadas.

Pero hay muchos estilos de mobiliario más: rústico, étnico, shabby chic… elige el que mejor se adapte a tu gusto personal. No te olvides que otra opción muy de moda son los muebles de madera para panadería. 

Cuida los detalles

Hoy en día, es cada vez más raro que alguien entre en una tienda solo para comprar pan. Desde el desayuno, hasta un almuerzo rápido, pasando por un aperitivo o un buen café acompañado de un sabroso pastel: todas ellas pueden ser buenas ideas para fidelizar a los clientes. Por supuesto, dependiendo de lo que ofrezcas, el mobiliario también debe cambiar:

  • Si combinas la panadería con una zona de café/pastelería, el mostrador debe estar diseñado para destacar el pan, tu producto estrella, en un lado, y la máquina de café en el otro.
  • Si, por el contrario, optas por los helados/pasteles fríos, el elemento al que debes prestar más atención es a las vitrinas refrigeradas. 
  • Por último, incluso cuando se decide añadir un pequeño departamento de charcutería y delicatessen es necesario elegir cuidadosamente un mostrador refrigerado para carnes frías y quesos. 

El mostrador: el rey del mobiliario de panadería

Por último, hablamos del mostrador, tu tarjeta de visita: lo que te permitirá abrirte paso hasta el corazón de los clientes. Es el elemento esencial donde se expone y presenta el producto, ya sea pan, pizza, pasta, galletas, embutidos o queso. Recuerda que se trata del lugar donde trabajas, donde tú y tus empleados tenéis que moveros, y debe ser ante todo funcional. Hay que organizar el espacio con eficacia y dar a los que están detrás del mostrador la oportunidad de trabajar con tranquilidad. Por tanto, a la hora de amueblar una panadería hay que considerar ciertas características fundamentales que debe tener un mostrador:

  • Los materiales con los que se fabrica el mostrador: sin duda tienen que ser bonitos, pero también y sobre todo resistentes y duraderos, como piedra, madera, acero, cobre, granito o mármol. 
  • La elección y correcta disposición de los elementos: todo debe estar en su sitio. Expón la bollería cerca de la máquina de café, para que los que pasen por allí se sientan atraídos y terminen por pedir algo. 

En resumen, cada elemento del mostrador debe estar dimensionado y colocado de forma eficiente. Disponiendo los elementos del mostrador en función de tus necesidades, conseguirás una mayor rapidez de uso y servicio.