¿Buscas ideas para habitaciones infantiles pequeñas? Las habitaciones infantiles pequeñas pueden ser un reto a la hora de decorarlas. Todos queremos que nuestros hijos tengan un lugar luminoso y despejado para jugar y hacer los deberes, pero a menudo se quedan con las habitaciones más pequeñas o de formas extrañas por problemas de espacio.
Tanto si buscas ideas para el dormitorio de las niñas como para el de los niños, es importante empezar por lo esencial: la cama y el almacenamiento. A partir de aquí, hay muchas posibilidades de disfrutar de una decoración encantadora y de ese crucial esfuerzo estético adicional. Aunque hay que tener en cuenta la posibilidad de que tu hijo crezca fuera de un diseño, nada te impide asegurarte de que tenga su propio y encantador espacio tanto para el descanso como para la creatividad.


Partes importantes en una habitación infantil:

El suelo

El espacio del suelo es muy importante en una habitación infantil, es la zona de construcción de lego, trenes, reinos de hadas y horas de diversión. En una habitación pequeña, hay que reducir el espacio de la cama utilizando una cama alta. En esta habitación, el espacio bajo la cama se ha convertido en una guarida para leer. Las alfombras podrían parecer una opción más natural en una habitación infantil, pero las tablas del suelo desnudas hacen que el espacio parezca más espacioso de lo que es, también tienes la opción de jugar con las alfombras. A medida que tu hijo crezca, este espacio puede ajustarse para albergar más espacio para guardar la ropa o un escritorio.

El suelo

Los armarios

En una habitación pequeña, los armarios empotrados pueden ser un salvavidas para que el niño sienta que la habitación es espaciosa, pero que aún así caben todas sus pertenencias. Si colocas un armario empotrado solo en una pared, deja un pequeño hueco para colocar un escritorio delgado para el portátil. Encima del escritorio se puede añadir un tablero como el de esta habitación para colocar botes de lápices, lámparas e incluso una planta de interior. Esto ayudará a dejar el escritorio libre para que haya mucho espacio para que hagan sus tareas.

Las paredes

Es importante aprovechar todo el espacio de la pared para mantener el suelo lo más libre posible. El espacio sobre la cama suele usarse sólo para el arte de la pared y las pegatinas, pero duplícalo como almacenamiento extra colocando una barra de clavijas sobre él. Tu hijo podrá coger su bata nada más salir de la cama y nunca más podrá quejarse de haber perdido su bolsa de deporte.

Decorar paredes

Estanterías

Si tu hijo es un entusiasta de la lectura, pero su pequeña habitación significa que no hay espacio suficiente para una estantería de libros adecuada, prueba a instalar unas estanterías flotantes. Es posible que no puedan sostener los últimos libros de Harry Potter, pero cualquier cosa de menos de 300 páginas debería estar bien. Además, es una forma estupenda de crear una pared característica en un espacio pequeño que sea funcional y elegante.

La decoración

Las habitaciones pequeñas pueden verse fácilmente abrumadas por el desorden y el colorido, lo que las hace parecer estrechas. Por este motivo, vale la pena mantener un espacio compacto en blanco, pero esto no significa que no se pueda utilizar el color y los dibujos para añadir diversión y carácter. Las cortinas y la ropa de cama son los vehículos perfectos para las escenas y los dibujos coloridos, y harán que la cama y las persianas o las cortinas destaquen en una habitación blanca. Añade cojines y alfombras para aumentar el impacto. Alternativamente, reduce el color a unos pocos accesorios clave, como las lámparas de mesa o el arte de la pared para un esquema más controlado. Ten en cuenta que los objetos y juguetes destinados a los niños suelen ser de colores vivos o con dibujos, por lo que una vez que la habitación esté más habitada puede parecer más equilibrada que cuando se pintó por primera vez.

Decoración infantil

La cama

A menudo el punto central de la habitación, la cama es una consideración crucial. Las literas tradicionales son perfectas para ahorrar espacio si tienes una habitación pequeña compartida permanentemente por dos niños. También vale la pena considerar la posibilidad de comprar muebles de tamaño infantil en lugar de adulto, como una forma de aumentar el espacio. Esta cama, por ejemplo, puede comprarse en tamaños más estrechos y cortos. Sin embargo, tendrás que sopesar esto con el gasto añadido de tener que volver a comprar una vez que a tu hijo se le quede pequeño todo.Sea cual sea el camino que elijas, haz que la cama se sienta específicamente incorporada al diseño, en lugar de una necesidad funcional. El color de la pintura puede servir para añadir interés a una pared lisa de fondo y dar juego a un diseño sencillo. Este paisaje montañoso en naranja cálido es una adición encantadora y hace que la estantería abierta y la cama de abajo destaquen, complementando los muebles de madera pálida. Un estilo de decoración bien pensado evita que una habitación parezca demasiado desordenada.

Adáptala a las necesidades

Lo importante es priorizar lo que necesita tu hijo y lo que no. La ropa de los niños no requiere un espacio para colgarla en toda su longitud, por lo que una opción de medio armario y medio cajón puede ser un verdadero éxito en una habitación pequeña.

Aquí, un pequeño escritorio hace las veces de mesilla de noche, con una silla que puede ser utilizada tanto por la madre para contar un cuento antes de dormir, como por el niño para hacer los deberes o colorear. El suave contraste entre el rosa y el azul hace que la mirada se mueva por la habitación y no se sienta estancada.

Esperamos que te haya gustado este artículo y que haya arrojado algo de luz sobre cómo decorar una habitación infantil con poco espacio. Contacta con nosotros a través de nuestra página de contacto si tienes cualquier duda.