En función de donde vivamos y del espacio que tengamos, podemos tener una mesa de comedor que usemos, o que más bien sea para decorar el salón. Sea cual sea el caso, una mesa bien decorada siempre puede ser el centro de atención. Hay mesas que, de por sí, son elementos decorativos debido a sus materiales y a su estética y, con solo añadiendo algunos elementos podrás hacer que sea el centro de todas las miradas. Si por el contrario, tenemos una mesa de comedor algo más funcional y menos elegante, este artículo es el ideal para ti. Te vamos a mostrar los mejores trucos para decorarla y que quede un resultado totalmente inmejorable.


Forma de la mesa

Una de las primeras cosas que debes tener en cuenta antes de empezar a decorar la mesa de tu comedor es su forma. Hay mesas cuadradas, rectangulares, redondas y con diseños algo más minimalistas e irregulares. Aunque te pueda parecer un detalle sin importancia, la forma de la mesa es un factor clave que determina la decoración.

Mesas rectangulares

Las mesas rectangulares acostumbran a ser bastante grandes y se caracterizan por tener bastante espacio que poder decorar. Puedes hacer múltiples combinaciones que queden bien con la composición y forma de la mesa. Una de las opciones sería la de mezclar elementos que no tengan nada que ver, como puede ser un jarrón y algunos libros, o también algunas velas y figuras ornamentales. Otra opción por la que puedes optar es por la simetría. Lo que deberás hacer en este caso es crear la misma composición en ambos extremos de la mesa. Finalmente, una de las opciones que más nos gusta particularmente es la de mezclar diferentes elementos, pero dando importancia a alguno de ellos por encima del resto. Un claro ejemplo de esto sería colocar en el centro o en un extremo de la mesa de comedor un jarrón. Este puede ser sencillo o más bien minimalista, y estar hecho del material que mejor combine con la mesa. Al tener esta composición, la idea es que atraiga todas las miradas y que, para que no se vea vacío, coloques otros elementos menos ostentosos en segundo plano, como podrían ser un par de velas y algunos libros.

silla decorativa

Mesa de comedor rectangular

Mesas redondas

Cuando hablamos de mesas de composición redonda, la decoración debe ser totalmente distinta e ir en consonancia con la forma de la mesa. Usualmente, las mesas redondas suelen ser más pequeñas que las rectangulares, por lo que no necesitarás llenarlas para que queden totalmente elegantes y con un estilo personal. De hecho, el truco reside en no sobrecargarlas. La primera y una de las opciones más exitosas es optar por un único adorno que concentre todas las miradas. Puedes optar por un jarrón o un ramo de flores, que aporten color y un aire minimalista incluso. Si eres de los que prefiere colocar más de un elemento, te sugerimos que optes por piezas más pequeñas, que no den la sensación de caos y que estén en consonancia con el resto de decoración de nuestro comedor.

Mesa de comedor redonda


Otras ideas para decorar

No toda la decoración debe ir especialmente relacionada con la forma de la mesa, sino que hay otros elementos como el tamaño, el color, la decoración de la estancia e incluso tu toque personal, que debes tener en cuenta a la hora de poder decorar apropiadamente una mesa de comedor.

La regla del tres

Quizás has oído hablar de la famosa regla del tres aplicada en la decoración. Básicamente y como su nombre nos indica, se trata de combinar tres elementos decorativos que se complementen entre sí y que aporten armonía y dinamismo al grupo. Lo importante aquí es dejar volar la imaginación, ¡y es que cualquier elemento es válido si a tí te gusta! Saca el interiorista que llevas dentro y haz varias pruebas para ver qué es lo que te gusta más y aporta un toque más personal a tu hogar. Para aplicar esta técnica y que nos de resultados verdaderamente increíbles, te sugerimos que pruebes de mezclar alturas, colores, formas y también texturas entre los tres elementos de la composición.

La regla del tres

De dos en dos

Si la regla del tres funciona, ¿por qué no pueden quedar bien las parejas? Si tienes una mesa rectangular, como hemos visto anteriormente, puedes optar por una presentación totalmente simétrica y colocar únicamente dos piezas decorativas, una en cada punta. Si eres de los que prefieren que toda la atención se coloque en un solo punto, puedes probar también de colocar el par de elementos en el centro de la mesa. El secreto reside en ir cambiando de técnica e incluso cambiar los elementos decorativos de colocación. Parecerá que siempre estás a la última y podrás probar múltiples combinaciones.

Mejor solo que mal acompañado

Si eres de los que prefieren las cosas sencillas pero efectivas, opta por colocar una única pieza en medio de tu mesa de comedor. A veces, menos es más. Por ello, te sugerimos que optes por una pieza minimalista o que destaque por su diseño, ya que de esta forma no hará falta nada más ni tendrás sensación de vacío.

Cristalería y bandejas

Una opción que nunca falla y que es muy típica de ver, es la de usar cristalería bonita o bien bandejas con tazas u otros utensilios de cocina, de forma que se vea ordenado y que parezca un elemento decorativo más. Además, la bandeja es un complemento que, a parte de funcionar a la perfección como pieza de decoración, también te permitirá desplazar estas tazas o cristalería a otra parte de tu casa.

Manteles y base

Otra opción que no es novedad para decorar una mesa de comedor, es la de optar por algún tipo de mantel. No obstante, a día de hoy existen cada vez más manteles decorativos, como pueden ser tapices o telas decorativas. Gracias a estos, tendremos la opción de crear composiciones muy variadas, al mismo tiempo que protegemos la mesa. ¿Por qué no te animas y pruebas de tapar tan solo una parte o bien todo el centro?

Plantas

Las plantas son un elemento decorativo que nunca pasa de moda y que se puede usar para decorar prácticamente cualquier cosa. De hecho, son una gran opción para poder decorar tu mesa de comedor sin tener que complicarte demasiado la vida. No solo conseguirás aportar color, sino también luminosidad, frescura, alegría y vitalidad.

Plantas para decorar tu mesa de comdedor