Un método común de desinfección de espacios públicos y aguas residuales es la ozonización (también conocida como desinfección por ozono). El ozono es una sustancia inestable gaseosa que puede destruir bacterias y virus de forma muy efectiva.

Preguntas frecuentes sobre la desinfección por ozono

Como anunciamos hace unos días atrás en Idealiza hemos empezado a ofrecer tratamientos de desinfección mediante ozono, pero dado que algunos clientes nos contactaron para obtener más información sobre el método y el sistema, hemos creído oportuno reunir en un post de nuestro blog todo lo relacionado con la desinfección mediante ozonización.


¿Qué es el Ozono y cómo se produce en la naturaleza?

El ozono se forma cuando las moléculas de dioxígeno (el óxigeno respirable o O2) colisionan con átomos simples de oxígeno elemental (O) para producir el ozono, que no es más que una molécula de oxígeno elemental unida otra de dioxígeno (O3).

En la naturaleza una forma de producción de ozono es mediante los rayos de las tormentas: cuando un rayo atraviesa la atmósfera rompe átomos de O2 en átomos de oxígeno simples que se unen a átomos de dioxígeno, formando una molécula de O3 o ozono.

rayo tormenta ozono

Los rayos son uno de los métodos por los que se forma el Ozono de forma natural

Esta molécula tiene un gran poder de oxidación de otras moléculas y se adhiere de forma especialmente rápida a proteïnas y lípidos biológicos (de ahí su uso para eliminar microorganismos).


¿Cómo se genera el Ozono artificialmente?

El ozono es generado por un sistema eléctrico llamado cañón de ozono, un dispositivo que recoge una descarga de oxígeno (O2) o aire seco y los hace circular a través de un diodo eléctrico. Estas descargas imitan lo que ocurre durante un rayo en una tormenta: varios átomos de O2 se dividen uniéndose a otros átomos de dioxígeno y creando ozono o O3.


¿Por qué se utiliza el Ozono como desinfectante?

La desinfección con ozono se utiliza generalmente para la desinfección de espacios públicos cerrados, para el tratamiento de aguas residuales o para eliminar olores. El Ozono es un elemento ligeramente inestable que se adhiere a otras sustancias para ganar electrones, lo que lo convierte en un excelente método de eliminación de bacterias, virus, sustancias químicas complejas (que se descomponen en otras de más simples) y para potabilizar el agua.


¿Cuáles son las ventajas de usar la ozonización?

ozono atmosferico

El Ozono es básico para filtrar los rayos UV del sol que llegan a nuestra atmósfera

  • El ozono es más eficaz que el cloro u otros desinfectantes destruyendo virus y bacterias
  • Las superficies a tratar necesitan estar en contacto con el ozono durante menos tiempo que con otros métodos (aproximadamente 10 a 30 minutos)
  • Como hemos dicho el ozono es ligeramente inestable, lo que significa que se descompone rápidamente y por lo tanto no deja ningún residuo perjudicial que necesite ser eliminado después del tratamiento
  • No hay ningún recrecimiento de microorganismos después de la ozonización, a diferencia de la desinfección mediante rayos ultravioleta o la desinfección con cloro o derivados
  • El ozono se genera en el lugar a través del propio cañón generador, y por lo tanto, hay menos problemas de seguridad asociados con el transporte y manipulación

¿Qué se debe tener en cuenta durante una desinfección con Ozono?

  • Las dosis bajas o tratamientos mal realizados pueden no inactivar eficazmente algunos virus, bacterias y esporas.
  • La ozonización es más efectiva pero más compleja que otras tecnologías de desinfección. Confía siempre en profesionales.
  • El ozono es ligeramente inestable (de ahí sus propiedades), pero eso es lo que lo convierte en muy reactivo y corrosivo y debe ser manipulado con precaución.
  • El ozono es extremadamente irritante para las vías respiratorias y potencialmente tóxico.