Aunque muchas personas, sobre todo en nuestro país, dan mucha más importancia a la Navidad, cada vez existe más gente que se define como fan incondicional de esta fiesta importada de la cultura anglosajona.

Cada vez con más importancia, Halloween se está convirtiendo en una celebración que compite en facturación e impacto para los negocios con otras festividades secundarias como San Valentín o la noche de San Juan.

Disfraces, dulces, comida, bebidas y decoraciones llenan las casas de cada vez más gente y las fiestas temáticas se cuentan por centenares en todos los garitos de las ciudades. Estos consejos que vamos a darte te ayudarán a hacer tu propia calabaza de Halloween para decorar tu casa al más puro estilo norteamericano.

Tallar calabazas con herramientas eléctricas

Comienza con un patrón que hayas encontrado por internet o dibuja el tuyo propio. El primer paso es dibujar el patrón que hayas encontrado online o que te haya pasado un amigo para tu calabaza. La forma más fácil de hacerlo es pegar con cinta adhesiva el patrón y utilizar papel de calco de carboncillo para transferir fácilmente del diseño a la calabaza.

El papel de calco hace más fácil el trabajo

Puedes encontrar papel de calco en la mayoría de tiendas de suministros de oficina y copisterías. Usar el papel carbón es muy fácil, simplemente traza un patrón en la parte superior de la hoja con un lápiz. Donde quiera que apliques presión el dibujo se calcará en la calabaza.

Usa una sierra de calar para vaciar el interior

Con una sierra de calar podrás cortar la parte superior de la calabaza y crear una abertura. Ahora toca sacarle las tripas a la calabaza. Si la sierra de calar tiene una hoja bastante larga seguramente habrá llegado al interior de la calabaza de forma bastante profunda. A continuación con un cuchillo vacía el interior de la calabaza. Tanto la carne como las semillas se pueden aprovechar para su consumo. Con la carne puedes preparar una deliciosa crema de calabaza que estará lista en apenas 20 minutos. En el caso de las semillas se pueden tostar al horno para ser consumidas como si fuesen pipas de girasol.

Dibuja el patrón con un taladro eléctrico

El patrón que has marcado con papel de calco encima de la calabaza, ahora puedes cortarlo con un taladro eléctrico. Puedes usar una broca para metales que ofrece un corte bastante limpio y podrás ir resiguiendo todo el contorno del patrón sin ningún problema. Esto es mucho más cómodo y menos peligroso que hacerlo con un cuchillo, ya que la piel de la calabaza suele ser bastante dura.

Coloca una luz dentro de la calabaza

El último paso sería colocar una luz en el interior de la calabaza para iluminar el patrón de esa cara tan famosa que vemos todos los Halloween. No utilices una vela muy alta ya que podría quemar la tapa superior de la calabaza.