En el artículo de esta semana, relacionado con el anterior sobre iluminación de interiores, te vamos a mostrar una relación de los tipos de lámparas de techo más comunes que existen, para que puedas escoger el tipo más adecuado según el tipo de estancia o de vivienda que tengas.

Lámparas de techo clásicas

Las lámparas clásicas son aquellas que fueron más comunes durante gran parte de los siglos XVIII y XIX, cuando se perfeccionaron los métodos de trabajo del metal y el cristal. El modelo más común de lámpara clásica es la lámpara de araña. A partir del s. XX entró en desuso, ya que los diseñadores y consumidores empezaron a optar por lámparas más sencillas y minimalistas. Sin embargo, a lo largo de los últimos años la lámpara de araña de corte clásico ha regresado con un diseño reinventado y más atemporal, perfecta para adaptarse a un gran número de estilos, casas y tipos de decoración. La mayoría de lámparas de araña de nuevo diseño, aunque conservan su toque clásico, son perfectas para la gran mayoría de salones y viviendas.

Lámparas de techo modernas

 

Las lámparas de techo modernas son todas aquellas que tienen un diseño más desenfadado y original. Dentro de esta denominación entrarían gran cantidad de subcategorías, como las nórdicas (formas geométricas simples, uso de materiales como madera y hierro y diseño sencillo) las vintage (fabricadas en metal o cristal y con formas clásicas como campana) y las minimalistas (de líneas sencillas, sin adornos y sin colores estridentes).

Lámparas naturales

Las lámparas fabricadas con materiales naturales como la madera, el esparto o el mimbre otorgan mucha calidez a un espacio. Los diseños de lámparas naturales son miles, aunque en la gran mayoría de casos los colores cálidos de los elementos naturales son perfectos para acompañar estancias donde se usen otros elementos orgánicos como algodón y otros tejidos. También en estancias con iluminación natural las lámparas fabricadas con elementos naturales ocuparán un espacio relevante. Por último, las lámparas naturales casarán muy bien con estancias donde haya plantas de interior, especialmente si estas están estratégicamente colocadas. El único inconveniente de las lámparas naturales es que al estar fabricadas con materiales naturales se deberá prestar atención a su conservación y a que se limpien con los productos y los métodos adecuados.

Lámparas de diseño

Las lámparas de diseño están destinadas a estancias donde la lámpara vaya a ser la absoluta protagonista. Una lámpara de diseño está pensada para que no pase desapercibida, por tanto acompañar a este tipo de lámpara con objetos de corte clásico o colocarla en un rincón de la estancia no es una buena idea. Si te decides por una lámpara de diseño sitúala más como lámpara como mueble en sí.

 

Tipos de lámparas de techo
Rate this post