Los muebles vintage forman parte inseparable de cualquier salón moderno o bar/restaurante que quiera captar la atención de los Instagramers más avezados. No obstante, e incluso tratándose de piezas únicas y difíciles de encontrar, darle a un mueble antiguo el aspecto de antiguo es otra cuestión totalmente a parte. En este artículo te vamos a dar algunos trucos para que, si encuentras muebles en la calle que quieras aprovechar para tu salón, los compras en un rastrillo, o se trata de muebles con formas clásicas o coloniales pero con la madera en perfecto estado, puedan tener el aspecto de antiguo que les otorgará todavía más personalidad.

Envejecer un mueble con betún de zapatos

Primero de todo debemos lijar la madera para eliminar la capa de barniz que probablemente cubra el mueble. Seguidamente aplicaremos pintura de color parecido al color de la madera en las esquinas y los sitios por donde de forma natural el mueble se hubiera ensuciado. Cuando la pintura se haya secado ráscala con un estropajo o un nanas de metal y aplica betún sobre ella.

Envejecer mueble con vinagre y té negro

De nuevo, para que la madera absorba el color de lo que le vamos a aplicar es necesario lijarla y sacar a la superficie el poro fresco. Pon té negro a hervir y ten preparado un estropajo remojado en vinagre. Extiende el té hirviendo sobre la madera y luego frótalo con el estropajo empapado en vinagre. Si lo quieres más oscurecido simplemente deja secar y al día siguiente da otra capa. Cuando has terminado recubre el mueble con cera o barniz neutro.

Envejecer madera con pintura

En este caso se trata de una técnica sencilla que no nos traerá demasiados dolores de cabeza. Para aplicar esta técnica no hace falta lijar previamente la madera, sino que aplicaremos la pintura directamente sobre el mueble. El aspecto que ofrece esta técnica es la de un mueble con manchas y algo maltratado, más allá de un mueble desgastado.

Se empieza repartiendo manchas de pintura blanca por todo el mueble y dejar que se sequen. Seguidamente aplica una pintura oscura encima del blanco y frota con un estropajo “ensuciando” el color blanco y todos los alrededores del mismo.

Envejecer mueble mediante abrasión

Una última técnica es la de envejecer el mueble mediante abrasión directa. De este modo el mueble tomará un aspecto totalmente destartalado o como si hubiera sufrido un uso muy intenso. La mejor técnica es mediante una cadena. Si dispones de un trozo de cadena en tu jardín utilízala para golpear el mueble con ella o rozarlo violentamente por las esquinas y las patas. De este modo crearás surcos y abolladuras en el mueble tal como si la pieza llevase dando servicio desde muchos años atrás. Combínalo con ralladuras con un estropajo de metal y el aspecto que tomará el mueble será totalmente auténtico.