Consejos para elegir el sofá perfecto
Rate this post

Seguramente has visto mil y una revistas de decoración donde te has enamorado de cada uno de los sofás. Has vistos sus formas, sus colores y te han encantado. Y probablemente uno de ellos te robó el corazón. Hasta tal punto que puede que incluso compraras uno similar. Sin embargo, al llegar a casa y colocarlo, te has dado cuenta de que no encaja para nada en el espacio de tu salón. ¡Horror! ¿Qué ha pasado?

Mucha gente no cae en la cuenta pero elegir el sofá perfecto para el salón no es una tarea sencilla. Hay que sopesar varios factor es antes de lanzarse a esta compra. Como en IDEALIZA nos encanta ayudarte nuestros expertos han querido redactar este artículo para darte las claves y consejos que necesitas para elegir el sofá. ¿Te gustaría conocerlas? En ese caso sigue leyendo.

Los mejores consejos para elegir el sofá perfecto

Para elegir el sofá perfecto para el salón hay que tener en cuenta ciertas cosas. De nada sirve que nos envalentonemos, nos acerquemos a una tienda y nos volvamos con el primer sofá que hemos visto. Además de ser piezas caras hemos de pensar en que ha de durarnos mucho tiempo. Toma nota de los siguientes consejos para acertar de pleno.

Atento a las medidas

Y no nos referimos únicamente a las del sofá, sino más bien a las de tu salón. Piensa en los metros cuadrados que tiene, en la distribución y cuál es el lugar más óptimo para colocar el sofá. Puede que donde lo tenías hasta entonces no será el sitio adecuado. No olvides que el sofá es para disfrutar en grupo por lo que tendrás que tener presente el número de miembros que hay en la familia y cuántos podrán disfrutar de él a la vez.

Asegúrate de que resulte verdaderamente cómodo

No hay peor compra que un sofá incómodo. Tarde o temprano, aunque esté en buenas condiciones, tendrás que deshacerte de él si no quieres acabar molido. Lo mejor para evitar amores no correspondidos es que pases un buen rato probándolo en la tienda. Y no te cortes si tienes que valorarlo más de una vez varios días diferentes. Para hacer un buen test de comodidad lo mejor es que por un rato lo utilices como lo harías en casa. De otro modo no sabrás si realmente se adapta a lo que estás buscando.

En cuanto a cuál es el sofá perfecto, todo depende de los gustos. Hay quien prefiere una estructura firme frente a otros que apuestan por piezas algo más blanditas. Es parecido a lo que pasa con los colchones en la cama.

Materiales y estructura

Aparte de enamorarnos de un diseño es importante que miremos con lupa las características técnicas del sofá. Nos referimos tanto a la estructura como al relleno y a la tapicería. Hay sofás que lamentablemente no aguantan bien una limpieza profunda. Otros que dicen ser desmontables para lavar en la lavadora y luego no lo son. Y algunos cuya estructura deja mucho que desear. En general tendrás las siguientes opciones:

  • Estructuras. Suelen ser o bien de madera maciza o bien metálicas. Asegúrate de que sean robustas y aguanten con solidez el paso de los años.
  • Materiales del relleno. En general los sofás se fabrican con tres espumas diferentes: la de viscoelástica, la de alta densidad y por último aquella que recupera su forma cuando nos levantamos.
  • Tapicería. Comprueba que se trata de una tapicería de fácil mantenimiento y que puede pasar por un proceso de limpieza sin que se destroce. Muchas veces el precio de un sofá es más bajo porque la tapicería no es buena. Los colores topo son muy acertados si tienes una casa de mucho movimiento. Aléjate de tonos blancos si tienes niños o mascotas. Los desenfundables son perfectos para las familias numerosas y las fundas de algodón siempre resultan más agradables. No está demás buscar modelos a los que puedas colocar fundas encima que se adapten a la perfección. En esto IKEA es un buen ejemplo.