Ahora que ya queda poco para que finalice el mes de agosto por fin hemos pasado el momento más caluroso del verano. Si tu vivienda no dispone del mejor aislamiento térmico probablemente habrás notado cómo el calor se colaba por cada hueco de tu hogar. Lo que con toda seguridad habrá disparado tu consumo eléctrico para refrigerarla por medio del aire acondicionado.

Pues bien, es el momento de arreglar este problema y evitar que siga habiendo una filtración de la temperatura exterior en el interior. O que la del interior se escape hacia afuera. Para ello nuestros expertos de IDEALIZA han querido ofrecerte en este post algunos interesantes métodos para mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda. De este modo podrás hacer frente al frío que pronto llegará ¿Te gustaría conocerlos? En ese caso, sigue leyendo.

Métodos para mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda

A continuación te ofrecemos algunos interesantes métodos con los que podrás mejorar el aislamiento térmico de tu vivienda. De esta manera podrás disfrutar de un inmueble mucho más eficiente a nivel energético.

Inyección de aislamiento en cámaras

Este sistema es uno de los más rápidos y efectivos que hay. Para llevarlo a cabo es necesario inyectar asilamiento térmico por medio de una manguera especial. Este método implica realizar una serie de perforaciones en la fachada del edificio por las cuales se incrusta la manguera. Se puede inyectar o bien espuma de poliuretano o fibra de celulosa (lo más recomendable).

  • Su gran ventaja es que no es necesario realizar grandes obras.
  • Sin embargo también tiene importantes inconvenientes. Piensa que como el aislante se introduce con una manguera no sabemos cómo se está repartiendo en el interior de la fachada. Por tanto puede resultar algo irregular.

El método para asegurarse de que ha el aislante ha quedado bien repartido es realizar fotografías térmicas a la vivienda. De esta manera, si algún espacio no ha quedado cubierta, se reflejará en la imagen.

Aislamiento térmico en suelos y techos

Si quieres asegurarte un aislamiento térmico verdaderamente eficiente lo mejor es añadir aislante también a suelos y techos además de a paredes. En el caso de los techos será necesario añadir aislante en el falso techo o bien por medio de refuerzo en la cubierta.

Lo mejor siempre es recurrir a un arquitecto para que nos indique cuál es la solución más acertada para nuestra vivienda.

Los trasdosados

Este tipo de asilamiento es una de las soluciones más efectivas si vamos a llevar a cabo una reforma integral de la vivienda. Se compone de paneles aislantes que se colocan entre la fachada y el panel de pladur. Para instalarlo se puede hacer de dos maneras diferentes:

  1. Demoliendo y rehaciendo la hoja interior de la fachada. Será una de las obras más costosas y requerirá de la ayuda de un arquitecto técnico. La mayor ventaja de este sistema es que no perderemos ningún metro cuadrado en la reforma.
  2. Trasdosando la hoja interior de la fachada. El inconveniente de esta técnica es que terminaremos perdiendo espacio útil. Aproximadamente unos 7 cm a todo lo largo de la pared.

Usar el SATE (Sistema de Aislamiento Térmico Exterior)

Esta solución es la más frecuente para edificios con problemas generales de aislamiento térmico. Se lleva a cabo desde el exterior del edificio por medio del uso de paneles aislantes. Una vez instalados han de recubrirse con el acabado seleccionado.

Es una de las opciones más eficientes, pero ha de contar con el consentimiento de la comunidad y del ayuntamiento puesto que afectará a la estética de la fachada.