Si estás de alquiler o bien alquilas una vivienda sin duda es pregunta no te resultará nada extraña. Son muchos los desperfectos que pueden ir apareciendo con el paso de los años en un piso. Sin embargo la mayoría de la gente desconoce quién se tiene que encargar de pagarlos cuando comienzan a surgir. ¿Qué pasa si se rompe el grifo? ¿Y si un electrodoméstico deja de funcionar? En IDEALIZA vamos a explicarte quién paga las reparaciones en un piso de alquiler. Esperamos que te sirva de ayuda la próxima vez para lidiar con tu casero. O bien con el inquilino si eres el propietario. ¡Comencemos!

El quién es quién en las reparaciones en un piso de alquiler

Por desgracia que se rompa o averíe algo en un piso de alquiler puede provocar una pequeña crisis entre inquilino y propietario. Ambas partes se muestran recelosas de tener que abonar un dinero que a lo mejor no les corresponde. Y puede suponer que la relación entre ambas partes se resienta.

De ahí que resulte tan importante saber quién paga las reparaciones en un piso de alquiler. Pues bien, tenemos una noticia que darte: hay ciertos gastos que debe de asumir el inquilino y otros que ha de abonar el propietario. ¿Quieres saber cuáles? Veámoslo a continuación.

Reparaciones en un piso de alquiler que paga el propietario

Todas las reparaciones necesarias para que la vivienda se mantenga en un buen estado de habitabilidad corren a cargo del propietario según la Ley. Es decir, que cualquier elemento estructural o esencial de la casa que se dañe es un gasto que ha de asumir el propietario. Veamos los supuestos a continuación:

  • Las instalaciones de agua o desagüe. Cualquier problema en estas deberá de ser asumido por el propietario a nivel económico.
  • Problemas con la instalación eléctrica, la calefacción o las tuberías. Si hay un termo y se estropea, esto también correrá a cargo del propietario.
  • Estado adecuado de techo, paredes y suelo.
  • Sustitución y reparación de electrodomésticos siempre y cuando no se trate de averías menores.
  • Posibles plagas.

La otra cara de la monada. Las reparaciones en un piso de alquiler que paga el inquilino

No hemos de olvidar que el piso está siendo utilizado por otra persona. Y con el uso las cosas se van deteriorando. De ahí que tenga que ocuparse de los gastos asociados a las siguientes reparaciones:

  • Si la vivienda no se está usando adecuadamente. En ese caso cualquier desperfecto que se derive de ello tendrá que ser reparado y pagado por el inquilino. Por ejemplo que una mascota estropee la tarima o que se rompa un cristal de una puerta con un portazo.
  • Reparar o cambiar los siguientes elementos. Si se hacen agujeros en las paredes para colgar cuadros. En caso de que haya que cambiar una lámpara o una bombilla. Que las persianas dejen de funcionar bien. A no ser que se haya llegado a otro tipo de acuerdo entre ambas partes por contrato.
  • Sobrecargas de la red eléctrica. En caso de que un mal uso de la red eléctrica la estropee, esta reparación correrá a cargo del inquilino y no del propietario.
  • Gastos y facturas de la vivienda. Por supuesto las facturas de la luz, el agua y la electricidad correrán a cargo del inquilino. Al igual que el teléfono o el gas. Igualmente si hay una avería el pago de estos costes serán a cargo del inquilino.
¿Quién paga las reparaciones en un piso de alquiler?
Rate this post