¿Tienes uno de esos cuartitos de baño pequeños en los que casi no cabe un dedal? ¿Te sientes encerrado en tu cuarto de baño y no puedes acicalarte a gusto? ¿No hay muy buena iluminación y esto convierte tu cuarto de baño en un espacio lúgubre? Aunque parezca mentira, el cuarto de baño es sin duda uno de los espacios donde más tiempo pasa una familia. Aquí nos aseamos, nos preparamos para salir a nuestros trabajos o clases e incluso nos relajamos dándonos un estupendo baño de espuma.

Sin embargo tener un cuarto de baño pequeño y poco atractivo puede suponer un impedimento para realizar todas las actividades necesarias en él. Desde IDEALIZA queremos ofrecerte los mejores trucos para ampliar el cuarto de baño sin obras. Todos ellos ofrecidos por los expertos que trabajan con nosotros. ¿Te gustaría saber más sobre este tema? Pues sigue leyendo el artículo. ¡Vamos a ello!

Ideas con las que ampliar el cuarto de baño sin obras

Sí, has leído bien. Con estas ideas podrás ampliar el cuarto de baño sin obras. Non tendrás que renunciar a él y te ahorrarás un montón de dinero. Veamos cuáles son:

La iluminación, nuestra mejor aliada

Un baño bien iluminado siempre parecerá mucho más grande. Si eres de los pocos afortunados que además dispone de una ventana, ¡no desaproveches la iluminación natural! Ni se te ocurra tapar esta maravilla con un mueble o impedir que la luz fluya hacia el interior.

Si no tienes la suerte de contar con una ventana, busca soluciones para que la iluminación artificial sea mucho más impactante. Tienes que ser cuidadoso a la hora de seleccionar las luminarias y asegurarte, sin correr ningún peligro, de que cada rincón del cuarto de baño está iluminado.

Apuesta por la luz día para este espacio. Las luces cálidas no nos permiten realizar trabajos de precisión (como depilarnos las cejas, afeitarnos o maquillarnos) y hacen que el espacio parezca más lúgubre. La iluminación mínima que todo cuarto de baño ha de tener es:

  • Luz sobre el espejo o cerca de él
  • Luz central

Utilizar puertas de cristal traslúcido

Si tienes un baño pequeño y quieres que parezca más grande, dale un toque moderno y cambia la puerta por una de cristal traslúcido. De esta manera la luz natural del resto de la casa podrá filtrase hasta el cuarto de baño sin renunciar a la intimidad.

Un truco de diez que no te llevará mucho tiempo ni gastos elevados.

Muebles suspendidos y nunca por encima de la cintura

Si tu cuarto parece pequeño tenemos una mala noticia para ti: no puedes empantanarlo de muebles. Si estabas pensando en esos muebles altos para guardar cosas, olvídalo. También abandona la idea de poner una torre. Lo mejor en este tipo de cuartos de baño es utilizar mobiliario que nunca esté por encima de la cintura. De esta manera el espacio parecerá visualmente mucho más limpio y grande. A partir de ahora tendrás que apostar por sanitarios suspendidos y muebles bajo lavabo que no lleguen al suelo. No pierdas la oportunidad de ponerlos para poder contar con un espacio en el que guardar las cosas y mantener el orden.

Alicatados y pinturas claras

Los colores claros son siempre la clave para que los espacios parezcan más grandes. Esta regla se aplica tanto en el cuarto de baño como en el resto de las estancias. Si tu baño está anticuado y tiene azulejos muy oscuros, ¡píntalos con un color blanco! Siempre y cuando estén en buen estado no será necesario que los cambies. Hoy en día puedes encontrar pintura especial para alicatados en tiendas de bricolaje, tipo Leroy Merlín, o en tiendas de pintura especializadas.

Si tu baño tiene paredes lisas y no alicatadas, apuesta también por los tonos claros. De esta manera la luz se reflejará sobre las paredes y techos y podrás ampliar el cuarto de baño sin obras. Apuesta por los blancos, o los tonos pastel suave. Un amarillo suave puede quedar de perlas.

alicatados y pinturas claras

Espejos y cristales

Puede que seas un amante de las cortinas de ducha divertidas pero tenemos que darte una mala noticia. Si tu baño parece pequeño lo mejor es que las cambies por una mampara de ducha de cristal. De esta manera el espacio parecerá todavía más grande puesto que no habrá un elemento, la cortina, que corte visualmente el cuarto de baño.

Y por supuesto no olvides los espejos. Estos permiten que el espacio parezca mayor gracias a su reflejo. Nunca debe de faltar el espejo sobre el lavabo.

No dejar las cosas por medio

Para que un cuarto de baño parezca más grande no hay mejor consejo que dejar todo bien organizado. Debes de abandonar la costumbre de tener el lavabo hasta los topes de trastos. Y lo mismo ha de pasar con la bañera. Si es que tienes bañera en vez de plato de ducha. No puedes almacenar jabones por todos los lados. Hazte con una estantería no muy grande para la pared de la ducha. En tiendas como IKEA puedes localizar estanterías de esquina no muy aparatosas por menos de 13 €. Por ejemplo el modelo GRUNDTAL. Ideal para poner el gel, el champú, el suavizante y colgar las esponjas sin que quede todo por medio.

  • Para lograr este cometido lo mejor es pensar a lo mini. No es necesario que tengas cuatro cremas hidratantes, siete perfumes, cinco brochas de maquillaje y tropemil sombras y pintalabios. Busca el equilibrio y no acumules más de lo que puedas utilizar. Si te fijas a al final no usamos tantos potingues. Y no es necesario tener varios distintos simplemente por oler diferente cada día. Evita que todos estos elementos queden a la vista y guárdalos en el mueble bajo el lavabo. Cuanto más despejado esté todo, más grande parecerá.
  • No dejes por medio la alfombra de la ducha. Lo mejor es que esté recogida. Por ejemplo sobre la bañera. De esta manera el suelo no tendrá elementos visuales que haga que parezca más pequeño.
  • Toallas en su sitio y solo las necesarias. Si no tienes toalleros es imprescindible que te hagas con ellos. Cada pieza debe de quedar bien colgada para que se seque y no parezca estar en medio. Apuesta por colores claros con una nota de luz para que no te resulte todo tan monótono.

Los mejores trucos para ampliar el cuarto de baño sin obras
Rate this post