Además de las lluvias y del brotar de las flores, la primavera trae consigo otra serie de cambios. El tiempo mejora poco a poco, los días son más largos y cada vez tenemos más ganas de pasar largos ratos en la calle. Las terrazas de los locales comerciales comienzan a surgir poco a poco y empezamos a pensar en adecentar la nuestra. Pero esto no es lo único a lo que hay que dar un repaso en estas fechas. No hay que olvidar que ahora es el momento clave para comenzar con la limpieza de primavera.

Si todavía no lo has hecho y no sabes muy bien cómo enfocarla desde IDEALIZA vamos a darte algunos consejos para que tu casa quede como los chorros del oro y de la bienvenida al buen tiempo. ¿Te gustaría saber más al respecto?

En ese caso, ¡sigue leyendo!

Consejos a seguir para la limpieza de primavera

Sin duda llevar a cabo la limpieza de primavera implica tener en cuenta muchos aspectos. Aquí encontrarás algunos de los mejores consejos para que tu casa esté perfecta.

Despídete de las piezas de invierno

El edredón

Ahora que las noches son más calurosas probablemente hayas notado que el edredón nórdico comienza a sobrarte. Pues bien, dependiendo de lo friolero que seas, ha llegado el momento de sustituir nuestro esponjoso nórdico por uno más fino de entretiempo o bien por una colcha. Para que quede estupendamente no olvides que has de lavarlo antes de guardarlo para el próximo invierno. Para ello lo más cómodo es acudir o bien a un tinte o bien a una lavandería automática. En cualquiera de los casos será conveniente seguir las instrucciones de la etiqueta para que el edredón quede perfecto. Si te decantas por la tintorería hay algunas que se encargan de guardar estas piezas y las alfombras hasta la nueva temporada de frío. Si prefieres almacenarlas en tu hogar lo normal es que te lo den bien doblado. En caso de que te decantes por acicalar tú mismo el edredón en una lavandería o en tu propio hogar intenta enrollarlo y darle forma redonda para guardarlo. Una vez hecho cúbrelo con una bolsa de tela o una sábana. Si no tienes siempre puedes acudir a las bolsas de plástico.

Las alfombras

Otra de las prendas de invierno que ha de ir desapareciendo poco a poco de nuestros hogares son las alfombras propias de las temporadas más frías. Puedes cambiarlas por una jarapa fina que dé color a los suelos y haga tu hogar mucho más confortable.

Echa un vistazo a cada pieza para asegurarte de que están limpias y no tienen manchas. En caso de que sea necesario llévalas al tinte, pero no abuses de este sistema pues acaba estropeándolas. Un truco estupendo para eliminar las marcas de los muebles pesados que han descansado sobre ellas es usar hielos. Si pones cubitos sobre esas zonas y esperas a que se derritan, la parte deformada volverá a su ser. Una vez la alfombra se haya secado será el momento de aspirarla para que el pelo toma de nuevo su forma. Aspírala al completo y lávala un poquito con una solución de agua y jabón suave. Cuando esté seca vuelve a aspirarla y enróllala para guardarla. Así estarán ideales para el próximo invierno.

Prepara el colchón y la nueva ropa de cama

Una vez nos deshagamos del edredón nórdico será el momento de cambiar la ropa de cama por otra más ligera. Pero también es la fecha ideal para darle un repaso a nuestro colchón.

Existen empresas de tapicería que realizan limpiezas de colchones en el propio domicilio por menos de 80 €. De esta manera te asegurarás de que todos los ácaros y posibles manchas desaparecen por completo de tu colchón y este queda inmaculado. Esta limpieza implica dejar el colchón sin uso durante al menos 48 horas para su perfecto secado. Pero merece la pena realizarla.

Una vez hecha, si tu colchón dispone de dos caras, una de invierno y otra de verano, será el momento de darle la vuelta. Además también merece la pena girarlo para que el peso del cuerpo no lo deforme.

Limpia el sofá

Igual que hemos hecho con el colchón, el sofá también se merece una buena limpieza de primavera. Las mismas empresas que se encargan de limpiar colchones hacen lo propio con los sofás. Y merece la pena hacer una limpieza profunda en estas fechas. Si tu sofá es de los que se desmontan y puedes limpiar tú mismo las fundas, puedes decantarte por meterlas en la lavadora. Lo mejor en este caso es que se sequen con calma al aire libre.

Para que la limpieza sea perfecta no olvides aspirar el sofá por todos los lados. Sobre todo si tienes mascotas. De esta manera eliminarás los restos de pelos y ácaros que hayan podido quedar en él durante la temporada de invierno. Recuerda revisar la parte baja del sofá. Si tienes perros o gatos alucinarás con la de pelos que se pegan en esta zona.

Si localizas alguna mancha puedes recurrir a productos propios para limpiar tapicerías o bien a jabones naturales mezclados con agua. Con estos segundos te evitarás la aparición de cercos que puedan afear la tapicería.

Repasa a conciencia las lámparas de techo y los ventiladores

Muchas personas sienten cierta pereza a la hora de limpiar las lámparas. Sin embargo en esta zona también se acumula muchísimo polvo y suciedad. Siempre que las piezas lo permitan lo mejor es que las limpies con agua jabonosa y mucho cuidado. En el caso de los ventiladores repasa cada aspa por separado y sécalas con un paño después. Así evitarás que el polvo se extienda por el dormitorio cuando lo enciendas.

No hay que olvidarse de las paredes

Igual que sucede con los suelos, las lámparas y los muebles, las paredes también acumulan polvo y ácaros con el paso del tiempo. Y todavía más si en casa sois fumadores. Por ello en la limpieza de primavera no hay que olvidarse de las paredes. Puedes usar la aspiradora para retirar el polvo que se ha ido acumulando en ellas. Si son de pintura plástica utiliza un paño húmedo para quitar la suciedad. En caso de que tengas papel pintado o pintura al temple deberás de tener mucho cuidado.

Pasos a seguir para la limpieza de primavera
Rate this post