Uno de los elementos que más afectan al aspecto de una vivienda son los suelos. Un suelo mal cuidado o muy antiguo da lugar a una imagen descuidada. Y la situación empeora si tu intención es vender una vivienda.

Por este motivo desde IDEALIZA queremos ofrecerte algunas ideas para renovar el suelo con las últimas tendencias de 2018. En este artículo podrás encontrar todos los tipos de suelos que hay en el mercado para que te decantes por el que más se adapte a tus necesidades. ¿Te gustaría conocerlos? En ese caso, sigue leyendo.

Ideas para renovar el suelo. Tipologías

  • Suelos de piedra. Esta opción es para aquellos que disponen de un buen presupuesto pues es sin duda una de las más caras. Sin embargo también resulta muy exclusiva y de alta calidad y durabilidad. Lo bueno es, que aunque resulta caro, tiene un rango de precios muy amplios pues se trata de un material natural con diferentes calidades de serie. Es costoso de instalar y requiere mantenimiento pero sube mucho el valor de una propiedad.
  • Los suelos de cerámica. Sin duda esta tipología fuer una de los más utilizadas durante 2017. El 24 % de los españoles que renovó sus suelos se decantó por este material. Y no nos extraña si te paras a pensar en las propiedades que tiene. Es resistente, muy duro, se fabrica con muchos diseños diferentes y es perfecto para crear todo tipo de ambientes. Quizá su peor enemigo es la instalación. Requiere de una obra pesada y bastante sucia. Y no es de las opciones más baratas. Sin embargo los resultados son espectaculares.
  • Suelos de madera. Otro de los materiales naturales más elitistas que puedes encontrar en el mercado. Existen dos modalidades, los preacabados y los macizos. Estos últimos han de trabajarse directamente sobre el lugar en el que se van a instalar. Los primeros son más sencillos de colocar y más económicos que los macizos. La variedad de materiales es infinita al igual que los precios. En función del acabado y del material resultará más o menos barato. Pero dan una gran sensación de calidez y hogar acogedor.
  • Suelos vinílicos. Con el paso de los años y la gran variedad de diseños han ido ganando adeptos. Tienes muchas ventajas. Por ejemplo puedes instalarlos tú mismo, son económicos, muy variados en cuanto a diseño y con diferentes calidades. Aguantan bien la humedad, la abrasión y el desgaste.
  • Suelos laminados. El suelo laminado se ha puesto de moda. Cada vez son más los usuarios que lo instalan con un acabado similar a la madera. Puedes seleccionar diferentes calidades y durezas en función de su código. Sin embargo te recomendamos que te decantes por el AC4 como mínimo, con una dureza intermedia y un buen precio. Se instalan por medio de clic o encolándolo sobre el anterior losado.
  • Suelos de linóleo. Los suelos de caucho o linóleo son muy ecológicos y respetan el medio ambiente. De ahí que cada vez tengan más seguidores. El suelo de linóleo se fabrica a partir de materiales naturales y tiene muchos colores y diseños. El de caucho utiliza caucho natural y es ignífugo y muy resistente.
  • Suelos de microcemento. Aunque hasta hace unos años no se utilizaban dentro de los hogares lo cierto es que los arquitectos y diseñadores cada vez los instalan más. Son autonivelantes y no dejan juntas por lo que son geniales para crear la sensación de espacio abierto. Además son resistentes a los golpes y a la humedad.

Si te ha gustado este artículo sobre renovar el suelo…

Como has podido comprobar renovar el suelo nunca fue tan fácil. Si te ha resultado interesante este artículo estamos seguros de que podrán gustarte los siguientes enlaces del blog de IDEALIZA. ¡Echa un vistazo antes de marcharte!

Renovar el suelo nunca fue tan fácil. Aprende cómo
Rate this post