Es posible que todavía no te hayas enterado, pero Amazon ha puesto en marcha un nuevo negocio muy lucrativo. Se trata de la venta de muebles. Amazon ha creado su propia marca de muebles con gastos de envío gratis.

Poco a poco el gigante estadounidense del comercio electrónico va copando todas las opciones de mercado que se precie. Después de comprar Whole Foods para internarse en el negocio de la comida fresca, le ha llegado la hora al mobiliario. Sin duda muy pronto Amazon se convertirá en un duro competidor para IKEA dadas las ventajas que planea ofrecer en su línea de muebles de bajo coste. Entre ellas, como adelantábamos, el servicio gratuito de entrega.

Aunque en este momento la marca de muebles de Amazon solo está disponible para los Estados Unidos la idea es que este negocio se desarrolle en todas sus filiales a lo largo y ancho del mundo. De esta manera cada país podrá acceder a los muebles por medio de proveedores locales. Sin embargo la idea es probar el proyecto dentro “de casa” y si es un éxito exportarlo al resto de los países donde tiene página web. Una idea verdaderamente curiosa. Sobre todo si pensamos que hace poco que esta compañía ha comenzado a vender en su tienda online muebles de la marca sueca IKEA.

¿Cómo será la marca de muebles de Amazon?

Amazon ha apostado por dos líneas de acción a la hora de crear su marca de muebles. En realidad se trata de dos marcas completamente diferenciadas y que van dirigidas a públicos objetivos totalmente diferentes. El nombre de estas marcas es el siguiente:

  • Rivet. Una línea que apuesta por la modernidad y cierto toque industrial de mediados de siglo. Esta propuesta de coste intermedio está pensada para un público muy concreto según indica la propia web de Amazon: los millenials. La idea es dotar de vida y elegancia pequeños pisos urbanos. Por ejemplo entre sus piezas estrella se encuentran los sofás pequeños con respaldos reclinables.
  • Strone & Beam. Esta línea, con un toque country moderno está pensada para familias. Sus precios son más elevados y sus diseños son más grandes. Enfocados a casas de varios miembros y no a viviendas unifamiliares como las de los millenials.

El punto fuerte de ambas marcas es la decoración del salón y de los dormitorios. Han puesto a la venta espectaculares diseños de sofás, mobiliario, lámparas, alfombras e incluso obras de arte. Aunque el precio en ambos casos es superior al de la marca IKEA, Amazon promete muebles de mejor calidad. Además de añadir el gancho con el que quieren crear una nueva base de datos de clientes: los gastos de envío completamente gratis por medio de Amazon Prime.

Aunque en este caso la marca no podrá ofrecer el envío de un día para otro, lo que sí mantendrá es el coste cero para este tipo de envíos. Además los clientes que compren en cualquier de sus líneas de muebles dispondrán de 30 días para cambiar de opinión y devolver el producto sin gastos.

En cuanto a la garantía las piezas de Rivet dispondrán de una garantía de 3 años y las de Strone & Beam de 5.

Está claro que Amazon quiere entrar por la puerta grande en la venta de mobiliario. Tendremos que esperar a ver cómo reacciona la marca sueca ante el que podría convertirse en uno de sus competidores más duros. Sobre todo en relación a los gastos de envío que se han convertido en un punto de penalización muy importante para IKEA.

Amazon crea su propia marca de muebles con gastos de envío gratis
Rate this post