¿Sabías que el 70 % de las personas que buscan comprar o alquilar una vivienda hacen su primera valoración por medio de internet? En estos casos su primer acercamiento al inmueble es por medio de fotografías. Si estas no superan las expectativas del posible cliente el acuerdo se esfuma.

Para pensar por qué esto sucede no tienes más que recurrir a tus propias vivencias ¿Recuerdas la sensación que has tendido cuando has ido a visitar un inmueble que querías comprar o alquilar? ¿Recuerdas lo poco que te atrajo ese piso que estaba decorado como si saliera de Cuéntame o aquel otro que parecía precisar de una reforma que auguraba vicios y problemas ocultos?

Conseguir que una vivienda luzca de cara a posibles inquilinos o compradores puede resultar algo complicado. Sin embargo es necesario si estamos pensando en alquilar o vender nuestra propiedad. En estos casos no hay nada mejor que acudir al home staging. ¿Sabes qué es? Desde IDEALIZA vamos a explicártelo.

¿Qué es el home staging?

El home staging es una acción de marketing muy directa sobre una propiedad. Con esta acción lo que se pretende es resaltar las virtudes de un inmueble y acabar con las posibles debilidades. No solo se trata de decorar sino también de arreglar y renovar.

Los pilares sobre los que se basa esta nueva técnica son los siguientes:

  • Preparar el espacio para que resulte lo más atractivo posible al futuro cliente. ¿De qué sirve tener un buen producto si no somos capaces de promocionarlo de forma adecuada? Muchos propietarios pierden oportunidades económicas por no hacer una limpieza a sus pisos. Por norma general los clientes no suelen pararse a pensar en las posibilidades que oculta un piso abarrotado de muebles viejos y suelos gastados. El home staging se encarga de reacondicionar el espacio y hacer que resulte más atractivo y funcional para los clientes potenciales. No solo significa tirar objetos que ya no sirven sino también dar importancia tanto a las vistas como al espacio y a la posible decoración.
  • Llevar a cabo las reparaciones necesarias. Este tipo de expertos no se encarga únicamente de dar una mano de pintura la inmueble y cambiar la ropa de cama. Su labor también consiste en buscar las deficiencias de la vivienda y agregarlas en función de las posibilidades económicas del propietario. Así, si es necesario cambiar un suelo o arreglar el sistema de calefacción o la fontanería se hará para garantizar un espacio adecuado, funcional, salubre y neutro.
  • Limpiar, despejar, organizar y ordenar. La mayor parte de las viviendas que tienen serias dificultades para ser vendidas son aquellas que no ofrecen un aspecto limpio ni neutro. Por ejemplo las que han sido obtenidas por medio de herencias y mantienen el mobiliario o los suelos de hace 50 años. En estos casos el home stager se encarga no solamente de limpiar y despejar el espacio sino también de ordenarlo y reorganizarlo. Su función es conseguir la disposición más adecuada para cada espacio.
  • Despersonalizar el inmueble. Uno de los trabajos más importantes del home stager es despersonalizar los inmuebles. Esto no significa simplemente quitar las fotografías personales que pueda albergar la vivienda sino también generar un ambiente neutro que pueda atraer a un mayor número de clientes. Para ello el home stager descongestiona la casa, reorganiza el mobiliario y sustituye aquellas piezas que no resultan atractivas ni neutras.

Los propietarios que acuden al home staging no solamente consiguen vender o alquilar mucho más rápidamente sino que además obtienen un 15 % más de beneficios de media.

¿Conoces el home staging?
Rate this post