Sin duda los electrodomésticos que más uso tienen dentro del hogar son el frigorífico, la lavadora, el lavavajillas y el microondas. Sin embargo, ¿sabes cómo cuidarlos para que estén siempre como nuevos? En este post queremos enseñarte las mejores ideas para alargar la vida de tu frigorífico. De esta manera no solo durará más años como nuevo sino que ahorrarás en las facturas y evitarás los consabidos malos olores. ¿Quieres saber cómo hacerlo? En ese caso, sigue leyendo.

Los mejores consejos para cuidar los electrodomésticos: el frigorífico

Truco 1. Controlar la temperatura del frigorífico

Uno de los aspectos que más se descuida en el frigorífico es el relativo a la temperatura. Y esto sucede porque la gente desconoce que este tipo de electrodomésticos ha de mantenerse entre 4 y 5 gº para lograr un funcionamiento óptimo.

La mejor manera de corroborar que se cumple con esta temperatura es añadir un termostato en el interior del frigorífico. De esta manera podremos asegurarnos de que la temperatura es la ideal.

Si quieres que la nevera se refrigere correctamente además has de seguir estos consejos:

  • Deja suficiente espacio entre los alimentos como para que el aire circule sin problemas
  • Coloca productos fríos para que el calor que se cuela cada vez que abrimos la puerta se pueda absorber.
  • Evita guardar alimentos todavía calientes.

Truco 2. No dejes abiertas las puertas de manera innecesaria

¿Sabías que el 7 % de la pérdida de frío en los frigoríficos se debe a mantener la puerta abierta más tiempo del necesario? Pues así es. Hoy en día hay neveras que pitan cuando las tienes demasiado tiempo abiertas.

Evitar que el frío se escape es una manera segura de conseguir que nuestro frigo dure mucho tiempo como nuevo.

Otro truco es asegurarse de que las gomas se encuentran en perfecto estado. Estas han de cerrar correctamente y estar libres de suciedad.

Truco 3. No pegues en exceso el frigorífico a la pared

Si queremos que un frigorífico funcione adecuadamente es importante que el condensador, que se encuentra en la parte de atrás, se refrigere correctamente. Para lograrlo es necesario que el frigorífico se encuentre a unos 15 cm de la pared. Colocarlo más cerca no será nada bueno.

Pero no solo eso, también has de asegurarte de limpiar el condensador de vez en cuando. Por lo menos una vez cada dos años desconecta la nevera y, pasadas 24 horas, muévela ligeramente para poder aspirar el condensador y liberarlo de polvo. Asegúrate siempre de que el frigorífico está bien nivelado. De otro modo no conseguirás que la puerta cierre bien y de nuevo perderás frío.

Truco 4. Cuida lo que almacenas dentro

¿Sabías que no es bueno que un frigorífico encendido permanezca vacío? Es necesario que tengan algo en el interior para ser capaces de mantener adecuadamente la temperatura. Un buen truco si estamos en medio de una mudanza o no solemos tener mucha comida, es guardar dentro una botella con agua.

Igualmente, si notas que las paredes del frigorífico tienen algo de hielo, deberás de limpiarlas. Siempre que sea más de medio centímetro será necesario limpiarlo. Esto no sucede en las neveras no frost, pero en el resto sí. Si dejas que el hielo se acumule el motor funcionará más de lo necesario y tendrá una vida útil más corta.

Consejos para cuidar los electrodomésticos: el frigorífico
Rate this post