Seguro que en más de una ocasión te has fijado en lo bonitos que quedan los cuadros en las revistas de decoración. Los decoradores de interior son capaces de hacer mezclas verdaderamente atractivas y conseguir un conjunto armonioso y muy bonito.

Sin embargo es probable que cuando tú hayas probado a colocar cuadros la ilusión óptica no sea precisamente esta. Puede que tu casa parezca un churro y que quede como un Gruyer después de intentar ubicar los cuadros una y otra vez sin conseguir buenos resultados.

Pues no te preocupes más por este problema. Desde IDEALIZA vamos a explicarte cómo colocar los cuadros para que queden de revista. A partir de ahora tu casa lucirá tan bonita como si la hubiera decorado un profesional. Si quieres saber cómo lograrlo, no dejes de leer el siguiente post.

Trucos para aprender cómo colocar cuadros y que queden bien

Truco 1. Ten claro lo que quieres hacer

Uno de los principales errores que se cometen a la hora de colocar cuadros es empezar a hacer agujeros en la pared sin ton ni son. Sin tener claro un croquis previo. Si quieres que tus cuadros queden bien primero has de planificar el espacio. Piensa en cuántos cuadros quieres colgar, en si quieres realizar una composición conjunta o si quieres empezar por uno pero más adelante añadir otros al conjunto.

Merece la pena planificar para obtener unos buenos resultados.

Truco 2. Crea tu croquis en la pared

No nos engañemos. Podemos tener una idea estupenda pero que, a la hora de la verdad, no funcione en la pared. Un truco estupendo para comprobar que todo queda bien es plasmar la composición en la pared con ayuda de trozos de papel recortados a escala. Recorta tantos trozos de papel como cuadros quieras poner y hazlo a la escala real. Ya solo te falta utilizar un poco de cinta de carrocero y probar a distribuirlos en la pared. De esta manera no solo podrás ver cómo quedan sino cuadrar adecuadamente la composición. Fácil, ¿verdad?

Truco 3. Marca la línea del horizonte

La altura adecuada para colocar cuadros es entre los 160 y los 170 cm desde el suelo. Esta medida no es aleatoria, sino que corresponde a la altura en la que suelen estar situados los ojos del espectador. En caso de ponerlos más bajitos la sensación será como de que están caídos. En caso de estar más altos parecerá que los cuadros flotan.

Cómo colocar cuadros para que queden de revista

Truco 4. Usa los muebles para componer

Normalmente las composiciones que mejor funcionan son aquellas que disponen de un mueble como referencia. Ya sea el sofá, un aparador o la chimenea. Si componemos a través de un mueble crearemos una pared con un interés focal más fuerte.

Una vez que tengas claro qué mueble quieres destacar no hay más que decidir cómo será tu composición de cuadros. ¿Quieres que sobresalgan del mueble o que vayan a ras? Puede que te interese que ocupen menos espacio. Cualquier idea puede encajar perfectamente. Solo tienes que probar. Sea cual sea la idea recuerda que esta ha de quedar equilibrada. Es decir, si sobresalen deben de hacerlo los mismos centímetros por un lado que por otro. Si quedan más dentro, deben de permanecer a la misma distancia desde el centro hacia los lados. Así evitarás que la composición parezca “descolgada”.

Cómo colocar cuadros para que queden de revista
Rate this post