¿Te acuerdas de la serie de dibujos de Los Supersónicos? Esa familia del futuro que viajaba en coches voladores, que contaba con un robot doméstico y una casa domotizada.

Esta serie marcó a una generación de niños que soñaba con viajar en coches que volaban y disfrutar de una vivienda inteligente cuando fueran mayores. Una vivienda donde se puedan subir y bajar las persianas en función de la luz, que regule el nivel de calefacción, que encienda las luces por donde pasamos o al caer el sol.

Pues bien, las casas domóticas ya están a la orden del día. Y no solo resulta súper chulas porque consiguen hacer muchas tareas por sí solas. Sino porque resultan mucho más eficientes a nivel energético. Lo cual supone un gran ahorro en las facturas tanto de agua como de electricidad.

Según los expertos domotizar una vivienda unifamiliar completa puede suponer un gasto que ronde entre los 2000 y los 4000 €. Este importe equivale aproximadamente al 2 % del coste de las instalaciones. Y, en aproximadamente 4 años, se consigue amortizar la inversión debido al elevado ahorro energético.

Si quieres conocer las mejores ideas para domotizar tu casa no dejes de leer el siguiente artículo.

Algunas buenas ideas para domotizar tu casa

Domotizar la iluminación

Por medio de un sistema centralizado puedes controlar muchos elementos. Entre ellos la iluminación de la vivienda. Gracias a la tecnología wifi este método de domotización es verdaderamente sencillo. Si a este sistema centralizado le añades sensores de presencia, lograrás que las luces se enciendan allá por donde pases. Y evitarás que se queden encendidas cuando no se necesita.

Además hoy en día existen aplicaciones que permiten controlar las luces LED por medio de nuestro teléfono móvil. Muchos pequeños negocios usan este tipo de sistemas de control mediante el móvil para apagar las luces, echar los cierres o activar el sistema de seguridad.

Todos y persianas

Si motorizas tus toldos y persianas y los añades a un sistema domótico centralizado, lograrás controlar todavía más el calor y el frío que se cuelan dentro de tu hogar. Hay sistemas más o menos modernos. Aquellos que permiten programar cuándo suben y bajan toldos y persianas. O aquellos que incluyen sensores de temperatura y de luz para que el sistema sepa cuándo ha de bajar y subir.

Temperatura

Otro de los aspectos que se puede controlar mediante la domótica es la temperatura. Y es uno de los factores que más ayudará a mejorar nuestro ahorro energético. La domótica puede equilibrar a la perfección tanto el uso de calefacción como del aire acondicionado para evitar gastar más de la cuenta.

Para lograrlo nada mejor que le uso de cronotermostatos y termostatos digitales colocados dentro de nuestro hogar. Estos han de ubicarse a unos 150 cm de altura, lejos de las corrientes y de las fuentes de calor directas.

Este sistema permite controlar la temperatura de cada una de las habitaciones de forma independiente. Una manera mucho más eficaz de conseguir un ahorro energético.

Controlar el consumo de los electrodomésticos

Controlar el consumo de los electrodomésticos es una de las mejores ideas para domotizar tu casa. Para conseguirlo es necesario disponer de aparatos de mejor eficiencia energética. Es decir, A+ o superior.

Por medio de la domótica podrás conectarlos y ponerlos en marcha aunque tú no estés dentro de la vivienda. De esta manera podrás beneficiarte de los tramos de luz más económicos para llevar a cabo estas tareas domésticas.