CASAS PREFABRICADAS

Las casas prefabricadas -en muchas ocasiones denominadas también casas modulares- son unos tipos de viviendas especializadas construidas a base de módulos o secciones prefabricadas. Estos módulos o secciones se fabrican fuera de la obra con antelación, generalmente bajo techo, en secciones de medidas estandarizadas que se pueden transportar y ensamblar fácilmente. Algunos diseños actuales de casas prefabricadas incluyen detalles arquitectónicos inspirados en el post-modernismo o la arquitectura futurista. Las casas prefabricadas al fabricarse en serie se terminan en menos tiempo y tienen un precio menor que las casas clásicas.

Una casa prefabricada es como la construcción de un castillo de naipes: cada una de las cartas es un panel/pieza construido en la factoría o nave industrial del constructor. Las piezas se transportan todas juntas al lugar donde se va a construir la casa, se colocan según marcan los planos, se hace el sellado de las secciones y como último paso se procede a la conexión de tuberías y líneas eléctricas a través de las secciones para dotar a la casa de sus servicios.

Las casas prefabricadas pueden ser de ancho simple (1 solo panel), doble, triple o de ancho aún mayor (2, 3 o más paneles), simplemente cambiando el número y combinación de los paneles que forman la casa en sí. La gran mayoría de compañías de casas prefabricadas fabrican una enorme variedad de diseños diferentes y muchos de los planos se pueden ver en línea en la misma página web del fabricante, ya que a nivel práctico tan solo se trata de combinar paneles de un modo u otro para obtener una casa con un diseño diferente.

Las casas prefabricadas pueden construirse en muy poco tiempo y en el caso de paneles de hormigón, si el diseño y decoración de los paneles es el adecuado pueden ser difíciles de distinguir de una casa construida in-situ para el ojo no experto que no sabe ver las diferencias constructivas. Las casas prefabricadas, una vez colocadas sobre sus cimientos, tienen la misma consideración que las casas modulares o las construidas in-situ a fines fiscales y de tasación.

Tipos de materiales de las casas prefabricadas

Las casas prefabricadas pueden ser construidas en diversos materiales, dependiendo de la disponibilidad de esos materiales, de la zona donde vayan a ser instaladas, el aislamiento que necesiten y el uso que se le va a dar a la construcción. Los materiales más comunes para la construcción de casas prefabricadas son los siguientes:

Casas prefabricadas de Hormigón

El hormigón es el material más común para la construcción de casas prefabricadas que van a ser usadas como viviendas permanentes. Muchos clientes que demandan una casa prefabricada la quieren de hormigón porque este material ofrece para una casas prefabricada las mismas características y ventajas en cuanto a aislamiento y rendimiento que una casa tradicional. De hecho, la gran mayoría de casas construidas en Reino Unido después de la IIª Guerra Mundial, (modelo que hemos mencionado ya anteriormente) fueron casas prefabricadas mediante paneles de hormigón. El hormigón tiene muchas propiedades de las que se puede sacar ventaja a la hora de construir casas prefabricadas. Estas propiedades son:

  • El hormigón puede adoptar características y propiedades distintas dependiendo de la mezcla de ingredientes que se use (cantidad de cemento, forma y cantidad de áridos, cenizas, aditivos…).
  • Durabilidad: alta durabilidad y resistencia al paso del tiempo.
  • Permeabilidad: el hormigón ofrece una excelente impermeabilidad, por lo que incluso es usado para la construcción de depósitos y presas.
  • Resistencia: ofrece una muy buena resistencia a la compresión.
  • Aislamiento: combinado con ciertos materiales se convierte en un excelente aislante. Algunos tipos de hormigones de alta densidad se usan incluso como pantallas de protección antiradiación en centrales nucleares.

Aquí podrás encontrar más información sobre casas prefabricadas de hormigón.

Casas prefabricadas de Madera

La madera es, además del hormigón, un material ampliamente utilizado en la construcción de casas prefabricadas. En EEUU y norteamérica las casas prefabricadas de madera son el tipo más común de construcciones para la clase media del país. Aunque pueden parecer sencillas y débiles, los métodos constructivos actuales permiten fabricar modelos de casas prefabricadas de madera que ofrecen muy buenas prestaciones en cuanto a aislamiento y confort. Una casa prefabricada de madera ofrece las siguientes ventajas:

  • La madera es un material más económico que el acero o el hormigón, lo que se traduce en un precio final por metro cuadrado inferior
  • La madera es un material ecológico, renovable y su producción no emite prácticamente gases de efecto invernadero como lo hace el proceso extractivo y productivo del hormigón, el acero u otros materiales
  • Se puede escoger el perfil y grosor de paredes y aislamientos dependiendo del clima donde se vaya a instalar nuestra casa
  • Se integra mejor en un entorno natural que casas fabricadas con materiales de procedencia industrial
  • La madera ofrece gran variedad de modelos para nuestras casas: desde casetas y cabañas de jardín y casitas para invitados, garajes y porches, hasta casas unifamiliares de gran calidad, una o dos plantas y más de 100 metros cuadrados útiles

Aquí podrás encontrar más información sobre casas prefabricadas de madera

Casas prefabricadas de Acero

El acero se utiliza para la producción de casas prefabricadas de dos tipos:

  • Construcciones de tipo modular
  • Casas con armazón (estructura) de acero o “steel frame”

Para el primer tipo de construcciones el uso más habitual del acero es el de construcción de pequeños cobertizos, garajes, módulos de trasteros etcétera, pero rara vez para ser usadas como viviendas permanentes.

El segundo tipo de construcciones es más común en el acero. En una casa prefabricada de acero tipo “steel frame” el acero se usa para construir la estructura interna de la casa (vigas, traviesas y estructura general de soporte) sobre la cual se colocarán los paneles que cubrirán el exterior y formarán las distintas estancias interiores. Las casas de acero tipo “Steel Frame” a nivel constructivo son muy parecidas a las casas prefabricadas mediante paneles, ya que una vez se ha terminado la estructura ésta se cubre mediante paneles fabricados con materiales distintos como aglomerado, hormigón, madera o piedra natural y con los acabados que quiera el cliente.

Una casa prefabricada de acero ofrece las siguientes ventajas:

  • Opción de hacer nuestras casas movibles (transportable) tipo mobile home. De hecho, un mobile home no deja de ser una pequeña y sencilla casa con estructura de acero de diseño muy simple a la que se le han añadido ruedas
  • Diseño vanguardista, elegante y moderno, con las vigas y estructura vista, que no pasa desapercibido
  • Totalmente personalizables en cuanto a diseño y decoración: suelos, paredes, equipamiento…
  • La estructura, al estar fabricada con acero, es casi imperturbable al paso del tiempo y ofrece mucha durabilidad
  • Reciclable: se puede desmontar completamente la casa para aprovechar todos sus elementos, su estructura o para construir la casa en otro lugar

Aquí podrás encontrar más información sobre casas prefabricadas de acero.

Casas prefabricadas de PVC

El PVC es el derivado plástico más versátil del mundo, utilizado para la fabricación de centenares de productos como envases, tuberías, calzado, recubrimientos, cables, productos sanitarios… y también casas. Al variar el porcentaje de aditivos en el PVC durante su proceso de fabricación se puede obtener un producto final más rígido o más flexible y con características distintas, de ahí que tenga multitud de aplicaciones. Sus propiedades aislantes y mecánicas hacen que se utilice desde hace tiempo para la fabricación de puertas y marcos de ventanas y se está empezando a utilizar para fabricar viviendas enteras. Las casas prefabricadas de PVC se fabrican mediante paneles o planchas de PVC texturizado que se ensamblan entre ellos y posteriormente se pueden pintar o enyesar como si de una casa normal se tratase. Aunque una casa fabricada con plástico PVC puede parecer muy artificial, en realidad los acabados y nivel de confort que ofrece una casa de PVC están al nivel de los de una casa fabricada con otros materiales. Una casa fabricada con PVC ofrece las siguientes ventajas.

  • Las planchas de PVC son huecas y muy ligeras, por lo que son fáciles de manipular
  • El PVC es muy resistente a la abrasión, tiene muy baja densidad, y es resistente a los impactos
  • Es resistente al paso del tiempo y rayos UV ofreciendo la misma durabilidad que el hierro pero sin problemas de oxidación
  • El PVC es 100% impermeable y resistente al agua y a la corrosión
  • Su coste de producción es bajo y se puede reciclar a través de varios métodos

Aquí podrás encontrar más información sobre casas prefabricadas de PVC.

Lego: la analogía perfecta de las casas prefabricadas

Las casas prefabricadas o modulares tienen una analogía con los ladrillos o bloques de construcción de Lego: existen varias medidas estándar de ladrillos de Lego con los que, combinándolos del modo y en el número que se quiera, se pueden “construir” edificios y objetos en miniatura de cualquier forma y medidas. Con las casas prefabricadas ocurre exactamente lo mismo: existen varias medidas estándar de paneles o módulos que se pueden combinar entre ellos para luego durante el montaje de la casa obtener un modelo de edificio más o menos grande y en definitiva con la forma que el cliente desea o la situación requiere.

¿Casas modulares o casas prefabricadas?

A nivel constructivo el término “prefabricado” puede referirse a dos tipos de modelo de construcciones:

  1. Edificios construidos por partes (por ejemplo, por paneles/piezas, las casas denominadas “prefabricadas”).
  2. Edificios construidos mediante módulos o secciones transportables (las conocidas como casas modulares muchas veces confundidas con bungalows).

En muchas ocasiones el término modular y prefabricado también se utiliza para referirse a mobile-homes o casas sobre ruedas, aunque estas últimas sirven más como viviendas temporales o vacacionales -como es el caso de los bungalows- y la calidad de los materiales y aislamiento es mucho menor. Las mobile-homes, especialmente en países anglosajones como Estados Unidos o Australia son una opción de vivienda fija para mucha gente. Normalmente las personas que usan mobile-homes como vivienda permanente son personas con bajos recursos económicos o que viven en zonas aisladas donde no es posible el transporte de toda la maquinaria y materiales necesarios para la construcción de una vivienda como tal. Aunque se denomine de la misma forma a tres productos que son similares, los métodos y el diseño de cada uno de los tres varían ampliamente.

En este artículo solo vamos a ver los dos primeros tipos de métodos constructivos, las casas modulares y las casas prefabricadas, ya que en el mercado español y europeo en general las mobile-homes están enfocadas a viviendas temporales o vacacionales.

Casas modulares

Las casas modulares se crean en secciones (módulos) todos iguales o similares, que luego se transportan al sitio para su instalación definitiva en el terreno. Podemos comparar un módulo con un “contenedor”, cada uno de esos contenedores destinado a ser una estancia de la casa definitiva cuando todos los espacios estén conectados.

Proceso de construcción modular

A nivel de fabricación cada uno de los módulos se fabrica en interior en las instalaciones de la empresa, se instala y se trata típicamente como una casa normal y aunque las secciones de la casa son prefabricadas, posteriormente se juntan en la construcción como una casa típica y normal.

Cimentación

Para instalar los módulos correctamente se debe construir una cimentación previa que soporte el peso de los módulos. Los módulos se pueden orientar y colocar de la forma que se quiera para aprovechar mejor la inclinación del terreno, la iluminación de la vivienda según la orientación de la zona donde se vaya a construir, etcétera.

Instalación final

La construcción final con todos los módulos conectados es la que se tiene en cuenta a fines de construcción, financiación y tasación del valor total de la vivienda. Las casas modulares suelen ser relativamente más caras que las casas prefabricadas. Un tamaño mayor de la casa (o su posterior ampliación) se consigue simplemente mediante el añadido de más módulos.

Proceso de construcción de las casas prefabricadas

Las casas prefabricadas se compran típicamente a una compañía de ventas al por menor, que es la que provee el número y tipo de paneles necesarios para el diseño de casa que queremos. Más paneles y superfície incrementarán los precios de la casa casa. Esos paneles se transportan hasta el terreno donde se va a construir la casa y son ensamblados por una compañía contratante local que simplemente sigue los planos que le proporciona la empresa constructora de los paneles.

Cimentación

Se debe realizar una pequeña cimentación previa sobre la que colocar los paneles que formarán la casa. Posteriormente se debe realizar el seguimiento del “asentamiento” de la casa, donde pueden aparecer pequeñas grietas por movimientos del terreno o los cimientos que hacen que las uniones de los paneles se muevan algunos milímetros. Para evitar en la medida de lo posible problemas durante la fase de asentamiento es clave que se construyan buenos cimientos y que la empresa constructora tenga experiencia en el cálculo de cimentaciones. En el caso de casas modulares la cimentación es menos crítica ya que cada uno de los módulos es una estructura fija y maciza independiente de los demás.

Instalación final

El hecho de que una casa prefabricada haya sido ensamblada no significa que sea inmediatamente habitable; un equipo de montaje debe instalar ventilación, calefacción, plomería, sistemas eléctricos…. El comprador por tanto debe esperar al equipo de instaladores del fabricante, bien ponerse en contacto con ellos y contratarlos por su cuenta o hacer la instalación por sí mismo.

Historia de las casas prefabricadas y móviles

Las primeras casas prefabricadas y estructuras de viviendas móviles fueron inventadas en el siglo XVI en la India por Yalaluddin Muhammad Akbar, más conocido como Akbar, considerado el más importante de los emperadores mongoles.

Los mongoles fueron y todavía son uno de los pueblos y cultura nómadas más destacados y con más experiencia en la vida itinerante, con amplia destreza en la construcción de casas temporales que además debían desmontar y transportar con ellos cada vez que cambiaban de localización. Sin embargo las primeras referencias de las que disponemos sobre construcciones prefabricadas son del año 1160 por parte del poeta normando Robert Wace. En uno de sus poemas Wace habla de un castillo transportado por normandos en forma de “kit”. El poema literalmente dice: “Sacaron del barco vigas de madera y las arrastraron hasta tierra firme. Entonces el Conde que las hizo traer, (las vigas) ya perforadas y cepilladas, talladas y recortadas, fabricadas las clavijas y pasadores que eran transportados en barriles, erigió un castillo, hizo cavar un foso a su alrededor y así construyó una gran fortaleza durante la noche”.

Historia de las casas prefabricadas en norteamérica

Las casas prefabricadas de madera siempre han sido populares en norteamérica para cubrir las necesidades de vivienda de la gente debido a la gran cantidad de bosque y madera disponible en el continente. Son comunes las casas de madera en zonas boscosas de Alaska y Canadá, donde las personas que vivían en zonas remotas se construían (y todavía se construyen) sus propias casas utilizando pinos de los casi infinitos bosques boreales de esta zona del continente americano.

Concretamente en Estados Unidos, varias empresas, entre ellas Sears Catalog Homes, comenzaron a ofrecer kits de casas prefabricadas y a bajos precios de venta por correo ya en 1902, siendo una de las primeras empresas a nivel mundial en ofrecer este servicio.

Historia de las casas prefabricadas en Europa

No existe un estándar legal ni de diseño a nivel europeo para este modo de construcción de casas, ya que la construcción de casas prefabricadas nunca ha sido popular ni relevante para el sector de la vivienda en el viejo continente. Sin embargo sí existen proyectos de casas prefabricadas en algunas zonas europeas.

Las primeras referencias notables de casas prefabricadas tanto en número como en importancia en Europa se encuentran en el Reino Unido, donde se construyeron más de 156.000 casas prefabricadas entre 1945 y 1948 a causa de la destrucción de las ciudades por los bombardeos de la Segunda Guerra Mundial. Algunos países (EEUU, Australia…) disponen de legislación específica en cuanto a casas prefabricadas, aunque en Europa la regulación históricamente ha ido a cargo de cada uno de los gobiernos europeos.

Dado lo residual del mercado de casas prefabricadas en Europa y para simplificar normativa, normalmente las viviendas modulares están legalmente previstas u obligadas a integrarse en la normativa local de edificación una vez finalizada la construcción final.

Casas prefabricadas en Reino Unido

En el Reino Unido, la palabra “prefab” se asocia a menudo con el tipo específico de casa prefabricada destinada a acomodar a la población durante y después de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de la intención de que estas viviendas fueran una medida estrictamente temporal, muchas permanecieron habitadas durante años e incluso décadas después del final de la guerra. Un pequeño número sigue en uso actualmente, pero cada vez más están desapareciendo. En 2011 se anunció que Lewisham, en el sureste de Londres (el distrito de casas prefabricadas más grande de Gran Bretaña, con 187 viviendas) sería reurbanizado, desapareciendo 181 de las 187 casas que allí se encontraban. También se construyeron “prefabs” durante la Primera Guerra Mundial, como las casas -todavía en uso- de Austin Village, en Birmingham.

Casas prefabricadas en Alemania

También a causa de la Segunda Guerra Mundial, y hasta 1948, la empresa Sell-Fertighaus GmbH construyó más de 5.000 casas prefabricadas en Alemania para proporcionar alojamiento a la fuerza militar de Estados Unidos movilizada de forma temporal en ese país.

Historia de las casas prefabricadas en Asia y Oceanía

Casas prefabricadas en Australia

Aunque en el pasado las casas prefabricadas fueron populares en Australia, actualmente existe un número muy reducido de empresas productoras de casas prefabricadas. Además el sector está orientado mayoritariamente a instalar este tipo de construcciones en zonas remotas y de difícil acceso y a la exportación de este tipo de producto, ya que la demanda de viviendas ha sido baja debido al lento crecimiento de la población australiana.

Casas prefabricadas en Bali

Bali es uno de los mayores productores de casas prefabricadas de Asia. En 2010, Bali exportó casi 100.000 casas prefabricadas. Las casas prefabricadas balinesas son bien conocidas a nivel mundial por su atractivo diseño, sus bajos precios, su valor práctico y la calidad de sus materiales.

Futuro de las casas prefabricadas

Las casas prefabricadas son cada vez más populares en zonas del mundo donde la tradición constructiva no se ha basado en este tipo de casas que se usan como hogar. Sobretodo en Europa, EEUU, Canadá y varios países denominados “occidentales” las casas prefabricadas se están abriendo camino poco a poco como producto propio y sector a tener en cuenta, en parte en simbiosis con el desarrollo de soluciones de diseño y consumo energético de la vivienda que tienden a la máxima eficiencia y al impacto cero en el medio ambiente. Esto, junto con nuevas técnicas constructivas y de diseño permiten entregar viviendas prefabricadas económicas a las vez que modernas, visualmente atractivas, eficientes energéticamente y muy funcionales.

Producto directamente vinculado a la oferta inmobiliaria

El mercado de las casas prefabricadas está estrechamente vinculado al mercado inmobiliario tradicional -y lo estará seguramente siempre-, por lo que las variaciones en los precios y la oferta de viviendas clásicas impacta directamente en el mercado de casas prefabricadas. No obstante las casas prefabricadas siempre parten con ventaja respecto al mercado constructivo tradicional en el caso del producto nuevo, -no así en el mercado de segunda mano- ya que para dos casas sobre plano, la construcción de una versión prefabricada siempre será más rápida y económica.