Tendencias en diseño de interior 2017: el color de las paredes