Renovar la cocina es sin duda uno de los mayores quebraderos de cabeza para los propietarios. Disponer de una cocina elegante y moderna es uno de los elementos que más aumenta el precio de las viviendas. Unos suelos limpios y nuevos. Unos azulejos modernos y resistentes. Unos muebles bien estructurados. Los clásicos gabeteros que una vez los usas ya no puedes vivir sin ellos…

Incluso de cara al alquiler las cocinas y los baños son los dos espacios que más se revisan por parte de los futuros inquilinos.

Sin embargo renovar la cocina suele asociarse a enormes cantidades de dinero y a una costosa reforma que te dejará sin poder utilizarla durante al menos una semana. E incluso puede que más si no das con unos instaladores adecuados.

Sin embargo, renovar la cocina sin gastarte mucho dinero es posible. Y desde IDEALIZA queremos demostrártelo. Si quieres darle un aire nuevo y conseguir que luzca tan bonita como el primer día, no dejes de leer el siguiente artículo. ¡Vamos a ello!

Pasos para renovar la cocina sin gastarte mucho dinero

Paso 1. Buscar muebles en bloque

No es necesario que te compres una cocina de diseño para poder disfrutar de los mejores lujos del mercado. Hoy en día puedes encontrar muebles en bloque ideales y a precios verdaderamente competitivos. Visita tiendas como IKEA, Euronics o Leroy Merlin para conseguir estas piezas. Estos establecimientos disponen de personal especializado que sabrá orientarte sobre qué kit puede encajar a la perfección contigo y tus necesidades.

Si a pesar de acudir a las opciones más económicas sigues teniendo problemas para afrontar el gasto, decántate por renovar la cocina por partes. Por ejemplo comienza cambiando los muebles de arriba y dale unos años más a los de abajo. De esta manera evitarás tener que pedir un crédito al consumo que te haga los finales de mes mucho más complicados.

Paso 2. Darle un toque de glamour a tus puertas

Pero antes de volverte loc@ a cambiar los muebles, asegúrate de que sea necesario. Muchas veces es suficiente con modernizar las puertas si el interior se encuentra en perfectas condiciones. Y créenos, en la mayor parte de los casos podrás hacerlo.

Para que tus puertas queden completamente reformadas no hay nada mejor que una mano de pintura. Puedes encontrar estos productos en tiendas de pintura especializadas como Leroy Merlin. Estas pinturas son especiales por su gran capacidad cubriente, su resistencia a la humedad y la grasa y su facilidad de aplicación. ¡Además existe gran variedad de colores para crear todo tipo de diseños muy a la última! Desde los clásicos blancos y negros a tonos mandarina, verdes intensos o amarillos, azules y berenjenas. Todos ellos con efecto lacado o mate.

Si los muebles de tu cocina son de madera y quieres conservar su esencia, solo necesitas barnizarlos para que recuperen el brillo de antes.pintar las puertas

Paso 3. Cambiar los tiradores

Aunque parezca mentira algo tan sencillo como cambiar los tiradores de tu cocina dará un efecto completamente renovado a esta estancia. Puedes encontrar todo tipo de tiradores en el mercado e incluso hacer combinaciones con distintos diseños.

Antes de decantarte por uno u otro modelo, si no sabes bien cómo seleccionar el adecuado, busca elementos de la cocina con los que poder combinarlos. Además recuerda que han de ser fáciles de utilizar. De nada sirve un tirador increíble si luego no puedes abrir con comodidad una puerta.

Paso 4. Pinta los azulejos

Los azulejos son otro de los grandes quebraderos de cabeza de las cocinas. Su aspecto avejentado hace que una cocina que todavía se encuentra en buen estado, deje de resultar atractiva. Sin embargo cambiarlos cuando todavía son útiles es una verdadera pena y un gran gasto. Pues bien, al igual que con los muebles, puedes pintarlos y renovar la cocina sin casi darte cuenta. Existen pinturas especiales para azulejos que te dejarán con la boca abierta. Prueba y diseña un concepto completamente nuevo.pintar los azulejos