Cada vez son más las personas que tiran del alquiler para poder emanciparse. Ya no son tantos los jóvenes o las parejas que se pirran por tener una vivienda en propiedad. Y no es de extrañar si pensamos en la poca regularidad económica. Hoy en día es normal que tengas que trasladarte con bastante frecuencia de localidad, e incluso de ciudad, para poder encontrar empleo.

2017 ha dado la bienvenida con ganas al alquiler en toda España y a un alquiler con gusto. Tanto si eres el propietario como el futuro inquilino estamos seguros de que te encantará conocer algunos trucos para saber cómo decorar una casa de alquiler por muy poco dinero.

Consigue mezclas verdaderamente vibrantes y atractivas con las que te sientas feliz y cómodo. Como en tu propia casa. Desde IDEALIZA queremos ofrecerte algunos de los mejores consejos para que lo consigas. ¡Comencemos!

Ideas para decorar una casa de alquiler por muy poco dinero

Los muebles, en tonos neutros

Tanto si la casa está provista de mobiliario como si el inquilino ha de ponerlo, lo más conveniente es comprar piezas sencillas, de colores neutros, que cualquiera pueda personalizar con sus propios recuerdos. Con un florero, una bonita figura o con el menaje de hogar.

Busca siempre piezas que no resulten muy pesadas visualmente y que sirvan para cualquier tipo de decoración. La madera clara combinada con tonos blancos es perfecta tanto para el salón comedor como para el dormitorio.

Busca piezas sencillas y que puedan moverse con facilidad. A los inquilinos les encanta dar su propio toque y colocar el mobiliario a su gusto. Si eres el propietario no intentes llenar todos los huecos con muebles. Es absurdo y poco práctico para el que va a vivir allí. Es mejor ofrecer las piezas necesarias para vivir y que cada inquilino pueda comprar alguna pieza económica para personalizar el espacio.

tonos neutros

El sofá, una pieza imprescindible en la decoración

Uno de los peores problemas a los que se enfrenta un inquilino en un sofá viejo y en malas condiciones. Si eres el propietario y alquilas la vivienda amueblada no puedes permitir que esto pase. El sofá es el centro de reunión, donde las familias pasan sus ratos libres charlando. Puedes encontrar piezas verdaderamente económicas en IKEA y con un diseño fabuloso y neutro. Busca colores que sean fáciles de mantener, como el beige, que pega con todo y es muy socorrido. Puedes encontrar sofás cama por 349 € en IKEA con un estilo fabuloso.

Esto dará la oportunidad a los inquilinos de personalizarlo con bonitas mantas y cojines. De esta manera cada inquilino podrá dar su toque personal al espacio por muy poco dinero.

sofá en tonos nuetros

Las paredes en color neutro

Seguimos insistiendo con la neutralidad, pero es imprescindible para crear un ambiente acogedor y fácil de personalizar. Las paredes en tonos suaves, en blancos rotos o en bancos puros son perfectas para las casas de alquiler. Y aunque el gotelé no es la técnica preferida por muchos, es la más socorrida para evitar que las paredes se ensucien fácilmente con el roce de los muebles o por cualquier otro motivo. Usar pintura plástica es lo más conveniente, pues de esta manera cualquiera podrá limpiar las paredes con facilidad sin que sea necesario volver a pintarlas.

Si eres el inquilino y quieres personalizarlas, puedes colgar cuadros, espejos o fotos con adhesivos especiales para pared. De esta manera evitarás hacer agujeros, algo que te agradecerá enormemente el propietario. Piensa que si cada vez que un inquilino alquila la vivienda hace agujeros en la pared, en menos de tres años el propietario tendrá que repararlas.

Los espejos son ideales para abrir el espacio y que las habitaciones parezcan más grandes. No lo olvides.

decorar una casa de alquiler por muy poco dinero