La semana pasada comenzamos un artículo sobre la importancia de sacar el máximo partido a un piso pequeño. Cada vez son más las personas, sobre todo en las grandes ciudades, que se mudan a pequeños apartamentos para mantener su independencia. Los elevados alquileres han convertido los pisos pequeños en un refugio para los solteros, divorciados, o para los jóvenes que se independizan por primera vez.

En el artículo anterior hablamos de la importancia del concepto de loft. De cómo los pequeños espacios pueden ser mucho más atractivos si se eliminan tabiques innecesarios.

Queremos aprovechar este artículo para dar unas nuevas pinceladas con las que lograr que este tipo de viviendas se conviertan en auténticos paraísos.

Trucos para sacar el máximo partido a un piso pequeño. Separar los espacios a través del mobiliario

Como explicamos en el artículo anterior, las particiones innecesarias del espacio provocan una disminución de los metros cuadrados útiles y de la zona de paso. Un buen truco para mantener la independencia de cada una de las piezas sin renunciar al almacenamiento y al diseño, es usar el propio mobiliario para resolver cada espacio.

Por ejemplo, un truco muy utilizado en los apartamentos de menos de 30 metros cuadrados, es dividir la zona de dormitorio de la zona de estar por medio de estanterías o paneles móviles. En el primer caso la estantería estará intercomunicada en ambos lados y se podrá utilizar para almacenar tanto en la zona de dormir como en la zona de estar. En el caso de los paneles móviles, se puede obtener un espacio independiente extendiendo los paneles como si se Trucos para sacar el máximo partido a un piso pequeñotratase de una cortina.

Los colores

A la hora de sacar el máximo partido a un piso pequeño no hay que perder de vista en ningún momento los colores. Es necesario crear una paleta de colores suaves desde el comienzo del diseño para que el espacio no parezca más pequeño. Los tonos pastel, los blancos puros o los blancos rotos, son ideales para las paredes e incluso para los suelos. Las piezas más grandes de mobiliario también es conveniente que se compren en tonos suaves. De esta manera resultarán mucho menos pesadas y agradables a la vista. Como se trata de espacios con pocos metros cuadrados es importante seguir la misma paleta de colores en cada estancia. De esta manera todo parecerá un conjunto y el diseño fluirá. Es aconsejable usar los mismos suelos en todos los cuartos. Hoy en día existen soluciones de tarima o de suelo hidráulico que pueden aplicarse a toda la casa. El color ha de utilizarse con cabeza y sobre las piezas de decoración. Un bonito cuadro, unos jarrones, unas alfombras cálidas y agradables, unos cojines o un plaid para el sofá.los colores

 

Sacar el máximo partido a las zonas de paso

En la mayoría de las casas, tanto en las pequeñas como en las grandes, se tiende a desaprovechar las zonas de paso. Esto es un grave error en espacios pequeños, pues se puede obtener una gran utilidad de cada metro cuadrado del que disponga la vivienda.

Por ejemplo, si se dispone de un pasillo relativamente ancho, se pueden añadir en esta zona unas pequeñas baldas. Con un fondo de unos 15 centímetros será suficiente como para crear una biblioteca perfecta sin tener que renunciar al espacio. Otra manera de conseguir que estas zonas destaquen y no resten atractivo a diseño, es utilizar el color blanco (o tonos claros) en las puertas. El mismo que hayamos utilizado en las paredes. De esta manera el ojo no verá diferencia entre una pieza y otra y el espacio no resultará cortado. Igualmente, si estas puertas de las zonas de paso no te sirven para nada, directamente elimínalas de la ecuación y logra un aspecto mucho más abierto por poco dinero.

blur-1866580_640