A nadie le pasan por alto la gran cantidad de infraestructuras inútiles que se han construido a lo largo y ancho de nuestro país con el paso de los años. Verdaderas construcciones faraónicas que se quedaron sin presupuesto con el fin de la bonanza inmobiliaria y con el cambio de gobiernos. Enormes mega construcciones que permanecen abandonadas como gigantes tristes. ¿Quién no recuerda algunos proyectos épicos como el obelisco giratorio de Madrid que jamás ha girado, el gran acuario de San Fernando que nunca ha acogido en su interior ningún pez o el macro hotel que se construyó en Almería sin permisos?

En IDEALIZA queremos abrir un apartado especial dedicado a estos edificios inútiles de España. Un espacio en el que ir conociendo algunos de estos gigantes de hormigón y hierro que viven abandonados en nuestra geografía. Comencemos nuestra sección con el macro hotel de Almería.

El Algarrobico. El macro hotel de Almería

Todo comenzó en mayo de 2003. En aquel momento fue cuando la promotora Azafata del Sol comenzó a construir un inmenso complejo hotelero dentro del parque natural de Cabo de Gata. Este macro hotel, bautizado como El Algarrobico, contó con la buena disposición del Ayuntamiento de Carboneras de aquel entonces, que decidió recalificar parte del terreno del Cabo de Gata como reurbanizable. Dicho y hecho. En poco tiempo esta mega construcción dispuso de espacio para llevar a cabo su edificación en medio de un entorno natural protegido.

Y no hablamos de un pequeño hotel, no. Hablamos de una construcción de nada más y nada menos que 8000 m2 y 21 plantas que se encuentra a tan solo 14 metros del mar. Una mole de hormigón que no cumple ni por asomo con la Ley de Costas y que lleva años paralizada. Concretamente desde el mes de febrero del 2006 cuando un juez ordenó la paralización definitiva de las obras. Por aquel entonces el Algarrobico tenía el 94 % del total construido. Hoy en día el caso sigue en vías judiciales con la esperanza de que pronto pueda ser demolido y el Cabo de Gata recupere su aspecto natural.

Hoy en día pesan un total de 21 sentencias contra este hotel ilegal. Una construcción que deja a la vista las enormes irregularidades por parte de algunas administraciones con el terreno público. Un terreno que se vende sin escrúpulos para favorecer negocios privados.

Una de las últimas sentencias, y quizá de las más sonadas, fue la llevada por parte de la organización ecologista Greenpeace. En esta nueva sentencia el Tribunal Supremo de Justicia de Andalucía (TSJA) volvió a desestimar la pretensión del ayuntamiento de Carboneras de desproteger la zona del Algarrobico para que las obras pudieran seguir su curso. En la demanda que presentó de nuevo el ayuntamiento de Carboneras, allá por mayo de 2008, no solamente pedía desproteger esta zona, sino que solicitó una indemnización “por los daños y perjuicios causados por la nueva zonificación de los terrenos que conforman los Sectores ST l- y ST -2 clasificados como suelo urbanizable en el PGOU de Carboneras”.

Esperemos que muy pronto podamos volver a disfrutar de las bellas vistas del Cabo de Gata y de la playa del Algarrobico.

@La Vanguardia, Ideal y El País

@La Vanguardia, Ideal y El País