Los negocios son una parte muy importante en la vida de muchas personas. Y hoy en día cada vez son más los particulares que se deciden por abrir sus propios negocios. Puede que se trate del sueño que siempre has tenido o simplemente puede que la situación laboral te obligue a tomar esta determinación. Sea cual sea tu caso, es posible que te decidas a decorar tu negocio tú mismo o simplemente que te guste conocer ideas para orientar de una forma más adecuada tu nueva empresa.

Sea cual sea tu caso, desde IDEALIZA queremos ofrecerte algunos trucos e ideas para que tu negocio brille con luz propia sea cual sea su temática. ¡Comencemos!

Ten en cuenta lo que significa la decoración

En muchas ocasiones, cuando comenzamos a decorar un espacio, ya sea nuestro hogar o nuestro negocio, olvidamos un tema clave. El significado de la decoración.

No hay que olvidar, cuando decoramos, que lo que ha de primar es la combinación de elementos. Uno de los errores más comunes es enamorarnos de una o dos piezas que no tienen nada que ver la una con la otra y que no combinan. Siempre que se decore un espacio hay que tener en cuenta la posibilidad de coordinar todo lo que hay dentro. Esto no significa que todo haya de llevar la misma gama de color o los mismos tipos de muebles, pero hay que ser cuidadosos a la hora de elegir para que las combinaciones funcionen.

Trucos para decorar tu negocio

Al decorar tu negocio presta especial atención a la entrada

La entrada a nuestro local comercial tiene que ser atrayente. La principal función de este espacio es llamar la atención del cliente y que desee entrar. Los espacios diáfanos, con grandes cristaleras, que muestran un interior agradable, son una gran opción para todo tipo de negocios. Pero ojo, si te decantas por este tipo de instrumento para llamar la atención, el diseño de interior de tu local debe de ser impecable y estar pensado para ser visto, para que las personas que lo visualicen desde fueran se enamoren de él.

presta atención a la entrada

Si tienes un local que no esté a pie de calle, la entrada tiene que ser atractiva y cuidada. Muchas academias de estudio se decantan por subsuelos para sus negocios porque el metro cuadrado resulta mucho más económico. En estos casos es muy importante que cuando los alumnos o futuros clientes accedan a tu negocio tengan una sensación agradable. Que no recuerden en ningún momento que están en un sótano.

 

 

No olvides el mostrador

Uno de los principales errores que se cometen a la hora de decorar tu negocio es no tener en cuenta el mostrador. Los mostradores tienen que ser visibles y fáciles de localizar. Lo ideal es que los mostradores atraigan la atención, al igual que lo hace la entrada. El mostrador debe de ser una pieza clave desde la cual se pueda visualizar toda la tienda fácilmente. Además, es importante que resulte acogedor. Un mostrador ha de recibir a la gente y no solo cobrarla.

Trucos para decorar tu negocio

Una buena iluminación es crucial

Muchos locales comerciales carecen de una iluminación natural adecuada. Por ejemplo, en muchos casos, si nos decantamos por alquilar un local que esté en el sótano, nos encontraremos con unas ligerísimas ventanas que no ofrecen la suficiente iluminación. En otras ocasiones, en bloques de oficinas, puedes encontrar despachos pequeñitos que carecen de ventanas. Las ventanas son imprescindibles para una buena calidad laboral, pero si te encuentras en la tesitura de tener que alquilar un local que carece de ellas o cuya iluminación natural es muy pobre, habrá que utilizar ingenio y trucos para que los empleados o clientes que te visitan no se agobien.

ilumina bien tu negocio

En estos casos concretos es imprescindible conseguir la mejor iluminación artificial posible y hacer que el interior de nuestro negocio parezca luminoso. Un buen truco para lograrlo es decantarnos por suelos de colores claros y por paredes blancas. Los colores que atrapen la luz no serán bien recibidos en este tipo de espacios. La luz debe de rebotar y ampliar nuestro espacio.

Si cuentas con una buena luz natural aprovéchala al máximo. Tus clientes y tus empleados te lo agradecerán.