El dormitorio es sin duda uno de los espacios más importantes de los hogares y de los hoteles. El lograr crear un oasis de paz y tranquilidad en estas habitaciones permite a las personas que descansan en ellas relajarse y disfrutar de un merecido descanso.

El problema comienza cuando no somos capaces de decorar de forma adecuada los dormitorios y sacar el máximo partido de ellos. Una mala distribución del espacio o una decoración errónea pueden dar al traste con la sensación de paz y relax que necesitamos para darlo todo cada día. Igualmente, no decorar un dormitorio infantil de forma correcta puede disminuir la estimulación y la imaginación de los más pequeños de la casa. Desde reformasintegrales.com queremos compartir contigo algunos de los secretos de decoración mejor guardados para conseguir que el dormitorio se convierta en una pieza clave de tu espacio. ¡Veamos cómo hacerlo!

Dormitorio. Secreto nº 1. Las paredes

Aunque parezca mentira la decoración de las paredes de un dormitorio son imprescindibles. El color que dispongamos en ellas será importantísimo para ofrecer una sensación de relax o de alegría. Si deseas disfrutar de un merecido descanso y vas a decorar un dormitorio adulto, lo mejor es que te decantes por colores neutros y de tonos pastel. Los tonos tierra o los azules muy claro e incluso los verdes suaves, pueden ser ideales para decorar tus paredes. A los más pequeños de la casa les estimula el color y les divierte. Piensa que para los niños el dormitorio, además de una zona de descanso, suele ser un espacio de juegos. Decántate por jugar con la decoración en las paredes. Puedes hacer algún dibujo en ellas, o bien pintar líneas de colores horizontales o verticales. Los verdes, los naranjas y los amarillos chillones, son colores perfectos para dar un toque de diversión a las paredes. Eso sí, no cubras todas con estos tonos tan fuertes. Utilízalos de forma sabia, ya sea en la decoración o para dar color a una de las paredes.

las paredesDormitorio. Secreto nº 2. Focalizar la atención

A la hora decorar un dormitorio es necesario focalizar la atención. Por norma general la vista se va a dirigir siempre hacia la pieza más grande, que suele ser la cama. No obstante, puedes hacer que se focalice hacia otros lugares y n o se centre tanto sobre ella a través de la decoración. Por ejemplo, puedes utilizar algo de papel pintado de forma sutil en la pared donde se apoya la cama para conseguir una sensación más equilibrada del espacio. Puedes jugar creando un cabecero de ensueño que llegue hasta el techo para conseguir un aspecto regio y distinguido. Si usas colores grises para la pared donde se coloca el cabecero, puedes crear combinaciones de colores realmente interesantes con la ropa de cama, las mesillas y el cabecero. Usa el color blanco para los muebles y mézclalo con matices rojos y de colores brillantes en el edredón. El resultado quedará verdaderamente espectacular.

focalizar la atención

Dormitorio. Secreto nº 3. Almacenaje

Para que un dormitorio resulte útil y desprenda paz y tranquilidad, es necesario disponer de un buen almacenaje. Si tienes suficiente espacio, además del armario, es interesante que cuentes con unas elegantes mesillas de noche. Si buscas modelos que incluyan cajones podrás disponer de un espacio extra para guardar cosas. Igualmente, si tu dormitorio tiene una zona de lectura, puedes añadir algún banco o un puf con almacenaje para guardar más cosas.

El dormitorio. Los secretos de decoración mejor guardados

Los pequeños de la casa también necesitan guardar sus cosas, sobre todo los juguetes y pinturas con las que juegan. A día de hoy existen soluciones de almacenaje de todo tipo para que los juguetes no se queden por el suelo. En tiendas como IKEA puedes encontrar un sinfín de opciones de almacenaje con un diseño simpático y mucho colorido.

El dormitorio. Los secretos de decoración mejor guardados

Ikea: TROFAST, 68 €