Nadie puede luchar contra el paso del tiempo en una casa. Por mucho que la cuidemos, por mucho que la mimemos y la tratemos con respeto, llega un momento en el que es necesario reformarla para que no pierda en comodidad, en salubridad y en estética. Y no nos engañemos, en precio. Una casa mal conservada se traduce en una pérdida de ingresos si el día de mañana nos decidimos por alquilarla o por venderla.

Pasados unos 15-20 años, uno de los elementos que más envejecen un inmueble y que lo estropean visualmente es el suelo. ¿Recordáis esos antiguos suelos de parqué que se ponían hace 30 años? ¿No es cierto que cuando acudes a alquilar un piso y los ves en mal estado piensan en cómo estará el resto de la vivienda?

Por suerte, hoy en día existen multitud de opciones que nos permiten renovar el aspecto de los suelos de nuestro hogar por muy poco dinero. En este espacio queremos hablaros de 3 tendencias muy actuales para renovar la imagen de tu hogar si cambias de suelos. Son opciones que te valdrán tanto para el interior como para el exterior de cualquier inmueble ¡Comencemos!

Cambia de suelos. Los suelos hidráulicos

Se trata de baldosas decorativas compuestas por cemento pigmentado que resultan verdaderamente atractivas para casas que no necesitan suelos excesivamente cálidos. Son ideales tanto para el exterior (donde puedes crear increíbles combinaciones en las terrazas y jardines) como para el interior. Son capaces de dotar de mucho carácter y personalidad a cualquier estancia. Este tipo de suelos se inventaron a finales del siglo XIXI en Francia. Se fabrican utilizando moldes metálicos sobre los que se aplican los colores y el diseño. Se fijan posteriormente a la base utilizando una prensa hidráulica. Aquellas personas atrevidas que quieren darle un aire totalmente nuevo a sus salones, se decantan por este vistoso y colorido tipo de suelos. Entre sus grandes virtudes se encuentra el hecho de que son extremadamente resistentes. Además, son impermeables, fáciles de mantener y antideslizantes.

Reforma la imagen de tu hogar: ¡cambia de suelos!

@decorar.net

Cambia de suelos. Los suelos laminados

Sin duda los suelos laminados se están convirtiendo con el paso de los años en una de las opciones más demandadas para cambiar rápidamente el aspecto de los espacios. Sin trending topic en los locales comerciales y cada vez se aplican más en las viviendas. Esto se debe a la facilidad de su instalación (no es necesario eliminar el pavimento de debajo) y la variedad de calidades y diseños que se pueden encontrar en el mercado. Por ejemplo, puedes encontrar diseños con las juntas muy marcadas para que den la sensación de tratarse de piezas independientes y colocadas una a una. Se pueden colocar encolándolos o bien por un sistema de machihembrado. Si te decantas por colores suaves, conseguirás más luminosidad en las estancias. Los más demandados son aquellos que imitan a los suelos de madera. Sus principales ventajas son la facilidad de instalación, lo económicos que resultan, que son muy estéticos y altanamente resistentes. Puedes encontrarlos con diferentes tipos de acabado, ya sean lisos, de poro, aserrado, sincronizado o estructurado.

Suelos laminados

Cambia de suelos. Los pavimentos continuos

Los pavimentos continuos están cada vez más de moda. Hace algunos años este tipo de suelo solo se utilizaba para los exteriores y las naves industriales (por su alta resistencia y sus tratamientos para todo tipo de industrias), pero cada vez es más común encontrarlo en el interior de las viviendas y locales comerciales.

Su principal característica es que se trata de suelos continuos, sin juntas, por lo que crean visualmente una única pieza. Esto hace que los espacios parezcan todavía mucho más grandes. Además, se caracterizan por ser impermeables y muy resistentes y por su rapidez de colocación. Hoy en día existen gran variedad de colores, estilos y posibles estampados que cada día los acercan un poquito más al cliente particular y no solo a las empresas. Entre los más utilizados sin duda se encuentran los suelos de resina exposi y los suelos de hormigón.

pavimentos continuos